Diagnóstico PRO

La Casa Rosada publicó un primer informe de 200 páginas sobre “la herencia recibida”

Se llama “El Estado del Estado” y destaca que, a diciembre de 2015, la inflación acumulada era de 700% y que en la administración pública nacional había 70.000 empleos precarios.

Pocas horas antes de que un rumor inundara las redes sociales sobre la presunta y urgente hospitalización del presidente Mauricio Macri, que fue desmentido con premura por algunos periodistas, la Secretaría de Comunicación Pública difundió un documento de 233 páginas titulado “El Estado del Estado. Diagnóstico de la Administración Pública en diciembre de 2015”. El texto, preparado por el equipo de discurso del mandatario, “se trata de una obra en marcha, todavía incompleta, que se irá enriqueciendo a lo largo del año con los informes de las auditorías, las investigaciones de la Oficina Anticorrupción y los nuevos documentos que sigan encontrando los ministerios y los organismos descentralizados”.

 

El documento forma parte de la nueva narrativa pública del Gobierno nacional sobre la “herencia recibida”. Detalla el diagnóstico oficialista de las áreas de “vivienda, educación, salud, el plan argentina sonríe, PAMI, Casa de Moneda, Banco Central, INDEC, las áreas de industria y comercio, agroindustria, Ministerio de Trabajo, ANSES, ENARSA, CONEA, Nucleoeléctrica Argentina, Yacimientos Carboníferos Río Turbio, las áreas de seguridad y narcotráfico, Fabricaciones Militares, los ministerios de Justicia, Ciencia y Tecnología, la empresa ARSAT, el Correo Argentino, el Sistema Nacional de Medios Públicos, el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK), Tecnópolis, el área de contenidos audiovisuales, Vialidad Nacional, Aerolineas Argentinas, el Belgrano Cargas, la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), la operadora ferroviaria SOFSE, el Organismo Regulador del Sistema de Aeropuertos, la  Administración Nacional de Aviación Civil e Intercargo,

 

“La intención de este informe no es condenar a un gobierno en particular sino hacer un diagnóstico del Estado Nacional en diciembre de 2015 e identificar los desafíos pendientes, que a veces coinciden con errores o excesos de la administración inmediatamente anterior, pero con frecuencia muestran frustraciones argentinas de larga data, a veces incluso de décadas”, se justifica el documento.

 

TODO NEGATIVO. El documento no ofrece ningún reconocimiento y sostiene “una inflación del 700%” en los últimos diez años. “Una posible lección de estos números es –agrega el paper-  que en la década anterior a diciembre de 2015, y al igual que en la década de los ’90, la Argentina consumió más de lo que produjo. En los ’90 pagó la diferencia con endeudamiento. En años más recientes la pagó con inflación”.

 

Respecto a la situación de las rutas, entre otros temas, resalta, por ejemplo, que “el 40% estaba en pésimo estado, pese a que el presupuesto de Vialidad Nacional se había multiplicado por diez, y la cantidad de kilómetros de ruta con problemas de seguridad había saltado de 1.000 a 3.400. Algo parecido ocurrió con los ferrocarriles. Tras décadas de abandono y falta de inversión, el sector ferroviario fue perdiendo competitividad y empleo. El Belgrano Cargas, por ejemplo, que lleva mercaderías desde el noroeste hasta los puertos exportadores, tuvo en 2015 el peor año de su historia, al transportar sólo 2,5 millones de toneladas de mercadería, tres millones y medio de toneladas menos que en 2001”.

 

Respecto a la administración pública, sin mencionar la ola de despidos en todas las áreas, el documento informa que “de los alrededor de 217.000 empleados de servicio civil en la administración centralizada y descentralizada, más de 70.000 tenían contratos precarios, que debían ser renovados cada año a voluntad de sus jefes de área. No había, además, ninguna coordinación: en diciembre de 2015 se localizaron en la Administración Pública Nacional 36 sistemas distintos de liquidaciones de sueldo y administración de personal”.

 

Sobre algunos gastos, la introducción detalla que “en diciembre de 2015, por ejemplo, el Estado nacional debía más de 350 millones de pesos en facturas de telefonía fija y móvil y consumo de datos de Internet. Había contratadas 62.000 líneas celulares, de las que 2.300 ya se dieron de baja y unas 20.000 están en análisis. La deuda con las operadoras móviles era de alrededor de 80 millones de pesos. Con las empresas de conexión a Internet, que gestionan los enlaces de los organismos públicos, la deuda era de 187 millones de pesos. A los proveedores de telefonía fija se les debían 83 millones de pesos”.

 

CONCESIONES. Respecto a los bienes del estado, el documento sostiene que “el 93% de los contratos (firmados por ADIF) estaban vencidos. Además, los cánones que se pagaban eran en general muy bajos. Por ejemplo, el predio de polo de Palermo estaba alquilado a la Asociación Argentina de Polo (AAP) por 200.000 pesos por mes. Además, la AAP entregaba 1.000 entradas los días de partido, equivalentes a alrededor de 16 millones de pesos por año”.

 

Para leer todo el documento:

 

http://www.casarosada.gob.ar/elestadodelestado/docs/el_estado_del_estado.pdf

 

Martín Menem. 
El Círculo Rojo surfea la verba de Javier Milei y banca el rumbo de la economía

También te puede interesar