Convención extraordinaria

Río Negro: la UCR decide su futuro en Cambiemos

La reunión partidaria en Villa Regina definirá la estrategia del partido en la provincia. La postura del macrismo.

Este sábado al mediodía comenzó la Convención partidaria de la Unión Cívica Radical (UCR) de Río Negro, fuerza que supo gobernar esa provincia desde la vuelta de la democracia hasta 2011 cuando el Frente para la Victoria (FpV) llegó al poder gracias al triunfo de Carlos  “Gringo” Soria. En medio de una tirante relación con los referentes del PRO, definirán un nuevo estatuto que podría impactar en las viejas estructuras que manejan el partido desde hace tiempo. Como trascendió, seis grandes temas se incluyeron en el temario. 

 

Todo sucede luego del avance del macrismo que representa el diputado nacional Sergio Wisky, que supo convocar a intendentes (entre ellos el de Cipolletti, Aníbal Tortoriello) y a varios representantes del radicalismo.

 

Un mismo calendario electoral (para renovar autoridades de cada comité en diciembre), recortar el número de convencionales para darle un mejor ritmo a las asambleas; reducir los integrantes de los comités (de 15 a 12 y de 10 a 8) y la creación de foros (uno de intendentes y otro de concejales), como la salida de los afiliados que mantengan vínculo con otras fuerzas, será motivo de polémica esta tarde.

 

Como explicó Letra P, en diferentes distritos concejales decidieron crear el bloque Cambiemos. Viedma, con el edil Leandro Massaccesi, fue el ejemplo que comenzó a marcar las notables diferencias entre los representantes del Gobierno nacional.

 

El titular del partido, Darío Berardi, mantuvo distancia. Con una serie de reuniones, y contra reuniones, se fumó la pipa de la paz cuando la comitiva se trasladó hasta la capital rionegrina para comenzar un camino en conjunto.“El próximo año debemos ser protagonistas”, aseguró Berardi en las últimas horas. Sus declaraciones no cayeron para nada bien en el macrismo que puja por manejar las decisiones del frente. “Esperaremos al final del día”, explicó una fuente del PRO a este portal.

 

¿UNPASOATRÁS? Los primeros meses del año estuvieron marcados por las tensiones pero, a finales de abril, existió un respiro para la disputa. “Fumamos la pipa de la paz”. La frase de uno de los más importantes dirigentes macristas en Río Negro demostraba que el espacio podría actuar en bloque y eliminaba un gran problema por la pelea entre los laderos del diputado Sergio Wisky y Berardi, muy resistido por la mayoría de los armadores.

 

Las presiones aumentaron cuando Massaccesi creó el bloque Cambiemos en el Concejo Deliberante. Para colmo, el radicalismo formó un nuevo espacio que condicionó a la conducción. Según comentaban, el Nuevo Espacio Radical –así se lo denominó– exige “una construcción que recupere su naturaleza política” para reflotar “la relación existente entre en los militantes, dirigentes y aquellos que ocupan cargos de representación institucional y electoral con la sociedad”.

 

Guillermo Francos recibirá a Ricardo Quintela y el Gobierno logra su primera foto con un peronista opositor
Alberto Weretilneck analiza una ley de presentismo docente en Río Negro similar a la de Neuquén.

Las Más Leídas

También te puede interesar