JUAN MANUEL URTUBEY

Así piensa hoy el peronista más macrista y optimista de la oposición

Letra P lo escuchó hablar frente a la crema de la diplomacia PRO y consultó fuentes de la intimidad del gobernador salteño. Venia al modelo, buenos augurios y crítica feroz al PJ. Un puente con Vidal.

Si el presidente Mauricio Macri apuesta a profundizar la división del peronismo para perdurar en el poder, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, sabe que una porción de ese juego le pertenece. Y que puede generarle muy buenos dividendos para su futuro político. Parte de esa inversión a mediano y largo plazo la enunció este lunes ante los miembros del influyente Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), un centro de estudios que reúne a la flor y nata del aparato diplomático argentino, a sus embajadores de carrera y al sistema de relaciones por donde pululan los jefes de las principales delegaciones extranjeras con placet en el país. Presidido por el ex canciller Adalberto Rodríguez Giavarini (sobreviviente de la tragedia política de la Alianza), el CARI cobró una renovada notoriedad desde la victoria de Cambiemos en las elecciones presidenciales. En el mismo salón donde Urtubey fue invitado para disertar sobre las potencialidades internacionales de su provincia, la  canciller Susana Malcorra asistió pocos días después de asumir el cargo, flanqueada por la mayoría de los embajadores que luego serían fletados al exterior, a punta de decreto y sin acuerdo del Senado, como el mendocino José Octavio Bordón a Chile, Diego Guelar a China y Rogelio Pfirter a la Santa Sede. Hace 15 días, la diputada Elisa Carrió también compareció en su rol de titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, pero el contenido del encuentro fue reservado y no hubo acceso a la prensa.

 

Este lunes fue el turno del gobernador Urtubey, que ofreció una conferencia pública ante los miembros del CARI, donde también participó Letra P. Lo hizo un día antes, según explicó, del lanzamiento del bono provincial con el que pretende obtener 4.000 millones de pesos para obras de infraestructura. En su entorno, bajo estricta reserva de la fuente, sus asesores sostienen que el gobierno del presidente Macri no tiene grandes obstáculos políticos por delante, "gracias a la feroz interna del PJ que no deja de beneficiar a Cambiemos". "Venimos de una derrota enorme e hicimos y seguimos haciendo todo mal, así es que es muy difícil que Macri tenga obstáculos más grandes que sus propios errores", admitió con cierto pesar una fuente cercana al gobernador salteño que, apenas arrancó la charla, explicó que "Salta es el doble de pobre que el promedio nacional, algo que se repite en la mayoría de las provincias del norte". El mandatario peronista dijo esto ante un auditorio donde estaban varios embajadores y su hermano José Urtubey, ex vice de la Unión Industrial Argentina, actual vocal del agrupamiento industrial y uno de los dueños de la papelera Celulosa Argentina.

 

Ambos hermanos tienen un vínculo muy estrecho con otro salteño que no fue de la partida diplomática: el actual ministro de Gobierno bonaerense Carlos Federico Salvai, consorte de la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, y mano derecha de la gobernadora María Eugenia Vidal. El vínculo entre los salteños influyentes pasó inadvertido para la mayoría de los presentes, salvo para algunos conocedores de los lazos que, en la actualidad, serían los motores de la activa interlocución que mantiene Urtubey con Macri para la construcción de un "ala opositora moderada y peronista".

 

VENTA DE TIERRAS A CAPITALES EXTRANJEROS. "A pesar de la prédica del gobierno anterior, la economía argentina se reprimarizó, pero ahora adecuaron la política monetaria (en alusión a la devaluación), generaron competitividad (en referencia al brutal aumento de las tarifas) y se enfrió la economía. Eso es lo que siempre se hizo y siempre en un corto plazo, pero soy muy optimista para resolver las cuestiones estructurales que faltan", evaluó Urtubey en un nuevo capítulo discursivo de la distancia que profundizó antes de las elecciones nacionales con el kirchnerismo, y que selló con nombre y apellido apenas fue paseó por la residencia de Olivos en diciembre, cuando Macri recibió a todos los gobernadores gracias a los buenos oficios de su ministro del Interior Rogelio Frigerio.

 

En términos regionales, como si fuera un mantra que repite cada gobernador, Urtubey también dijo lo suyo sobre Brasil, casi en la misma sintonía que promueve el presidente interino Michel Temer y su canciller, José Serra: rediseñar el Mercosur o someterlo a un impasse. "Si no logramos articular con Brasil, estamos perdidos, pero soy muy optimista más allá de lo que vive nuestro mayor vecino", dijo el salteño en referencia a la crisis institucional que atraviesa la cuna de cariocas y paulistas. "Junto a Brasil le podemos dar contenido a este Mercosur, que no es más que un lugar donde se administran las diferencias de competitividad entre una región de Brasil y otra de Argentina", espetó Urtubey para argumentar que la salida superadora a ese problema es, tal como promueve Cambiemos, un acuerdo con la Unión Europea.

 

"Es necesario entrar en el club de los países razonablemente razonables", pontificó el salteño, y ejemplificó que, para abrir esa puerta, es importante la iniciativa Mercosur - UE y "modificar la ley que impide a los inversores extranjeros comprar tierras en la Argentina". El cambio propuesto tiene que ver con la ley 26.737, que creó en 2012 el "Régimen de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierras Rurales". El sistema vigente fija que las personas de nacionalidad extranjera podrán comprar hasta un 15% de tierras rurales en el territorio nacional. "Hay que modificar la ley y para eso no creo que haya que entregar la Argentina. No me refiero a los casos emblemáticos de venta de tierras que ocurrió en la Patagonia, pero el que quiere invertir en la Argentina tiene serios problemas para hacerlo", se defendió.

 

INVERSIONES: LA ZONA ERÓGENA DEL ENDEUDAMIENTO. "Nuestro país, con este gobierno, generó un enorme entusiasmo en los mercados. La Argentina pasó del realismo mágico a la ortodoxia sin escalas, pero creo que estamos ante una enorme oportunidad. Nos podemos quedar con la opción del endeudamiento o ir más allá. Por eso algunos queremos innovar y cambiar el paradigma. Yo soy peronista, pero no quiero que a este gobierno le vaya mal para que yo vuelva dentro de tres años. Venimos de una gran derrota en el peronismo", reflexionó Urtubey, en una clara ratificación del lugar que juega dentro del PJ.

 

Ante las consultas de obras para infraestructura, como el entubamiento del Río Bermejo, sostuvo que "éste es el primer Poder Ejecutivo Nacional que nos habilita para una licitación con el fin de sistematizar el caudal y generar energía". Sin embargo, remarcó que hasta ahora esas iniciativas no han salido de los papeles, como el anunciado Plan Belgrano: "Estoy de acuerdo con la formulación de este plan, pero hasta ahora es sólo una formulación, porque estamos medio lerdos".

 

Antes del cierre, como es de rigor, algunos asistentes preguntaron sobre las condiciones para la continuidad de políticas de Estado por encima de los cambios electorales. "Es muy difícil hacerlo porque la lógica fue el aislamiento. Hay que salir de la histeria adolescente para otra lógica más madura, vinculada con Brasil, pero mientras más larga sea la crisis brasileña, peor será para Argentina", vaticinó antes de recurrir a un ejemplo que cosechó algunas muecas de incomodidad entre los asistentes: "Creo en la importancia de profesionalizar las áreas del Estado para lograr esa continuidad. En la Argentina donde pasó eso fue en la Cancillería y también en la Escuela de Guerra, donde se profesionalizaron los militares, pero sólo para hacer golpes de Estado".

 

FINAL DE JUEGO. Después de los aplausos y los saludos, el gobernador salió velozmente acompañado por el periodista Luis Rosales, presidente de la Fundación Universitaria del Río de la Plata (FURP), considerada uno de los think tranks más importantes y añejos que se dedican al intercambio académico y político de Argentina con los Estados Unidos a través de su Departamento de Estado. Juan Manuel, destacado ex becario FURP, partió sin su hermano José, que tomó rumbo hacia Palermo para calzarse  el traje de panelista del programa Intratables y sostener ante el conductor Santiago del Moro la necesidad de "entrar en un diálogo social de fondo y salir de la antinomia kirchnerismo - macrismo". Para entonces, al menos por ese día, ya estaba todo dicho.

 

Mauricio Macri
Martín Llaryora recibirá este lunes a Maximiliano Pullaro. A Rogelio Frigerio lo reemplazaría su vicegobernadora Alicia Aluani. 

También te puede interesar