Creciente conflictividad

Estatales preparan “la mayor movilización después de la que se hizo contra Ruckauf”

Así lo afirmaron a Letra P dirigentes de la CTA bonaerense. Más de 20 gremios marchan este jueves. “Hay una sola cosa que nos une y es frenar el ajuste en la provincia”, advirtieron.

El 23 de agosto de 2001, más de 60 mil trabajadores de diversos sectores de la administración pública provincial marcharon hacia la Gobernación para rechazar el plan de ajuste promovido por el entonces mandatario bonaerense, Carlos Federico Ruckauf.

 

A casi 15 años de esa multitudinaria manifestación, los estatales se aprestan a desarrollar este jueves, al mediodía, lo que presentan como “la mayor movilización después de la que se hizo contra Ruckauf”. Como en aquella oportunidad, la palabra ajuste vuelve a flotar en el aire, aglutinando a un amplio abanico de entidades gremiales que durante varios años expresaron sus reclamos por carriles separados: “Hay una sola cosa que nos une y es frenar el ajuste en la provincia”, remarcó a Letra P el secretario adjunto de la CTA bonaerense, Raúl Calamante, quien, junto a su par, Daniel Pérez Guillén, adelantó que la concentración reunirá, frente a la Gobernación y la Legislatura, a alrededor de 20 sindicatos, que estarán acompañados por organizaciones sociales, universitarias y políticas.

 

CONTRA LA PRECARIZACIÓN. Calamante, quien es a su vez secretario de Interior de Suteba, subrayó que "no hay posibilidad de avanzar en una política de achicamiento del Estado”, al tiempo que agregó que la emergencia administrativa impulsada por el gobierno de María Eugenia Vidal, que se tratará este mismo jueves en la Cámara de Diputados, “pretende flexibilizar las contrataciones de los trabajadores estatales en forma paralela con la Ley 10.430 y flexibilizar los sistemas de control de las contrataciones del Estado provincial”.

 

En tal sentido, señaló que dicho proyecto de ley “va en línea con permitir que las corporaciones se adueñen de determinadas cuestiones que tienen que ver con el presupuesto de la provincia de Buenos Aires” bajo “un proceso de debilitamiento, de recortes, y una mirada economicista” en el que se realiza una “fuerte transferencia de recursos de los sectores populares a los sectores concentrados de la riqueza”.

 

Bajo este escenario, el secretario Adjunto de la CTA señaló que existen “expectativas de que en Diputados se logre el número para que esta ley no sea aprobada” y que, para esto, es importante “la decisión que pueda tomar el Frente Renovador y fundamentalmente aquellos legisladores que son de extracción sindical”.

 

“Si no hay respuesta, seguiremos en la calle y llevando medidas en el marco de la unidad”. Más allá de provenir de diversas extracciones. “Hay una sola cosa que nos une y es frenar el ajuste en la provincia de Buenos Aires”.

 

Si los legisladores quieren avanzar en problemas reales de la provincia, empecemos por explorar con una reforma tributaria que grave a los sectores con mayor capacidad contributiva busquemos la forma de cómo generar un Estado que esté a la altura”.

 

MONITOREO SALARIAL. De esta forma, el gremialista pidió que también “se respete la discusión paritaria porque se han ninguneado algunas discusiones que han pretendido cerrarse unilateralmente”, mientras que, puntualmente en lo que refiere a la discusión salarial docente exigió que el Gobierno respete la cláusula de monitoreo salarial, advirtiendo que el proceso inflacionario de diciembre a la fecha ya alcanzó el 20,8%, cuando los educadores han tenido aumentos del 20,6%, a la espera de los 14 puntos restantes a percibir en agosto.

 

“Si tenemos que esperar a agosto a recibir el 14%, como viene el proceso inflacionario, vamos a tener que pasar tres meses sin recibir un peso, solamente a pérdida”, alertó el dirigente de SUTEBA para añadir: “En principio, estamos pidiendo el funcionamiento de la Comisión Técnica Salarial y a partir de ahí se articule la cláusula de monitoreo porque creemos que desde ahí va a salir el debate real y concreto. Mientras tanto, no hemos tenido respuestas”.

 

PROCESO DE DETERIORO. Por su parte, Pérez Guillén aseveró que la gobernadora Vidal tiene “un desconocimiento brutal de la provincia de Buenos Aires”.

 

Asimismo, el dirigente de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) desmenuzó: “En el caso de los Judiciales es donde mejor se puede graficar. Ella dice que ya acordó con el sindicato mayoritario de los judiciales. Ahora, hay un problema: el único sindicato que representa a trabajadores en el Poder Judicial es el nuestro. La AJB es un sindicato único, entonces no sabemos de qué está hablando, si está imaginando otro escenario o si es una perversidad. (Los funcionarios provinciales) hablan de diálogo y hace un mes y medio que no nos atienden y hoy hay una paralización total de la Justicia y un vaciamiento del Estado”.

 

Recalcando que están preparando “la mayor movilización después de la que se hizo contra Ruckauf”, Pérez Guillén observó que “en sólo cinco meses” la administración vidalista está logrando avanzar en un “proceso de deterioro y descomposición social” como el que se reflejó en 2001: “Ya aparecieron comedores en todos los barrios, porque el hambre vuelve a aparecer con la misma virulencia y además reapareció el club del trueque, entonces no podemos retroceder tan rápido”.

 

espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar