Congreso Nacional

Encerrado por Massa, el kirchnerismo define su postura ante la ley anti despidos

El presidente del bloque, Recalde, busca señales del Senado, a través de Pichetto, y quiere el pronunciamiento explícito de los sindicatos, que presionaron por la ley y ahora salieron de escena.

Atrapado en la encerrona a la que lo empujó Sergio Massa, el kirchnerismo definirá en las próximas horas su postura ante la ley anti despidos. El presidente del bloque, Héctor Recalde, buscará señales del Senado a través de Miguel Ángel Pichetto y un pronunciamiento más explícito de las conductores de las centrales obreras, que presionaron por la sanción de la ley pero en los últimos días evitaron hablar sobre el tema.

 

Aunque había trascendido que la reunión entre Pichetto y Recalde sería este lunes, los presidentes de los bloques del Frente para la Victoria-PJ en ambas cámaras mantuvieron comunicaciones telefónicas pero no se vieron. En el Senado axplicaron que Pichetto no tenía agendado en encuentro. El jefe de la bancada de Diputados presionará para que la reunión se concrete este martes. Recalde quiere saber si el bloque debe insistir en la sanción de la ley tal como llegó desde el Senado – como había pedido Pichetto en un principio – o puede ceder y acompañar los cambios propuestos por el Frente Renovador.

 

Para eso, Pichetto debe asegurarse cuál sería la postura de los senadores en caso de que la ley volviera a la Cámara alta, de donde salió con 48 votos a favor. Los diputados kirchneristas temen que el Senado ya no pueda volver a reunir ese número, luego de los llamados que recibieron los gobernadores por parte de la Rosada para “resolver el tema de la coparticipación”, según explicó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El jefe del bloque del peronismo en el Senado sondeará la situación en las próximas horas, para trazarle un panorama a Recalde.

 

En tanto, el jefe del bloque de Diputados también pretende una definción más precisa de las centrales obreras, principales motores de la sanción de la ley, que luego de la reunión que mantuvieron el 9 de mayo con el Presidente en Casa Rosada no volvieron a marcar públicamente la necesidad imperiosa de la aprobación del proyecto.

 

Tampoco se quejaron de que la sanción se hubiera postergado, luego de que el kirchnerismo no pudiera reunir el quórum necesario para iniciar la sesión, el jueves 12, fruto de la decisión de Massa, quien instruyó a su bloque para no bajar al recinto. Ni Facundo Moyano ni el resto de los diputados sindicales del Frente Renovador – con la única excepción de Héctor Daer – tuvieron apuro por dar el debate y decidieron no dar quórum. Tampoco hubo presión sindical en los palcos del Congreso ni en los alrededores, donde el gremialismo había amenazado con movilizar durante la marcha del 29 de abril.

 

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, explicó en el programa El fin de la metáfora la incomodidad del sector ante lo que pudo haberse leído como un triunfo político del kirchnerismo. “En definitiva el que se adjudicó el proyecto fue el Frente para la Victoria. Era medio incoherente que estos tipos que tanto daño le hicieron a los trabajadores, levantaran las banderas del empleo”, dijo.

 

En ese escenario, ahora Recalde traza puentes con el moyanismo y con representantes de otras centrales obreras para pedirles que digan de manera explícita si quieren que el kirchnerismo apoye el proyecto que impulsa Massa, que será puesto en consideración en el recinto el próximo miércoles, luego de que se hayan discutido el dictamen de mayoría del Frente para la Victoria y el de Cambiemos.

 

Luego de que lograra trabar el debate en el recinto, el jueves pasado, erigido en vencedor político de la pulseada por la autoría del proyecto – que el Presidente ya anunció que vetará – Massa descartó que pueda sentarse a negociar soluciones intermedias con el kirchnerismo, al que ofrece como única alternativa que apoye su iniciativa. En caso de que el Frente para la Victoria no apoye el dictamen del massismo, la ley corre riesgo de caerse.

 

El bloque que conduce Recalde terminará de dar deiniciones este martes, antes de la reunión de Labor Parlamentaria, que comenzará a las 18.  

 

Guillermo Francos y Rogelio Frigerio, en reunión en Casa Rosada.
Marcelo Lewandowski y Diego Giuliano, objetivo común sin alianza por el momento.

También te puede interesar