Seguridad y política

Ahora en modo K, Insaurralde le hace la guerra a Vidal

Favoreció el voto peronista que pedía la gobernadora para el endeudamiento. Pero cambió el viento: desalojó a la Bonaerense de un predio municipal y Ritondo le cortó el ingreso en la Policía Local.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, empezó una disputa silenciosa y territorial contra el gobierno provincial y el Ministerio de Seguridad como reacción frente a la determinación de la gobernadora María Eugenia Vidal de desestructurar la departamental de Lomas y llevarla a Lanús. Además, el Ejecutivo bonaerense habría bajado la cantidad de fondos destinados al municipio del conurbano sur. Así, el jefe comunal se va alejando del rol dialoguista que supo cultivar desde que la provincia tiene nueva mandataria, en otra metamorfosis del ex diputado nacional dentro de la política bonaerense.    

 

En Lomas de Zamora dieron de baja a 150 ingresantes de la Policía Local.  De 500 efectivos que iban a estudiar, tres dias antes, del ministerio informaron que podían hacerlo solo 350. Así se lo informó a este medio el Secretario de Cultura, Comunicación y Relaciones Institucionales. del municipio Federico Otermín,

 

“Están haciendo una limpieza rara”, dijo semanas atrás Sebastián Prato, uno de los postulantes que no será por el momento policía local. Lo cierto es que el Ejecutivo bonaerense definió, en base a su reestructuración, trasladar la departamental de Lomas de Zamora a Lanús (municipio comandado por Cambiemos) y que abarque Avellaneda ademas de los otros dos distritos. 

 

Semanas atrás, el municipio de Lomas de Zamora desalojó un edificio que era compartido por efectivos de las fuerzas local y provincial. Se trata del predio de Camino Negro y Franklin. Según consignó el portal Inforegión, un efectivo contó que el lugar “es del municipio, entonces nos dijeron que nos vayamos. Vino Insaurralde y nos dijo que no tenemos nada que hacer acá”.

 

Con el endeudamiento del Presupuesto bonaenrese aprobado; se espera que este conflicto se debilite. Es que en la votación se garantizó un fondo especial de tres mil millones de pesos -a repartir entre los 135 municipios- destinados exclusivamente a financiar la seguridad de los distritos. El 30 de abril vence el primer plazo para el giro de recursos y algunos municipios aún no tienen aviso sobre la llegada de tales fondos. 

 

Insaurralde fue uno de los intendentes que se puso a la cabeza de la cruzada para que el por entonces bloque de diputados del Frente para la Victoria votara el polémico artículo 32 del proyecto: es el que autorizaba un endeudamiento de 60 mil millones de pesos. Junto a varios intendentes peronistas, operó en la bancada, que terminó votando de manera dividida, en la antesala de la ruptura formal que se oficializó el jueves último. Aquel endeudamiento garantizaba 10 mil millones de giro automático y no reintegrable a dividir entre los 135 municipios bonaerenses. Siete mil millones para infraestructura y tres mil millones para seguridad. La votación significó una efímera luna de miel entre los intendentes del PJ y la flamante gestión PRO, y el lomense fue uno de los cupidos de aquel breve romance.

 

En lo que respecta particularmente a Lomas, Letra P consultó al concejal por el Frente Renovador Ramiro Trezza, quien explicó que la matricula de los efectivos de la Policía Local disminuyó porque “la provincia va a bajar menos dinero”.

 

Además, el edil explicó que la tensión entre el gobierno local y el provincial se acentuó porque “por orden de Ritondo la departamental de Lomas se desarmó en el marco de los movimientos que está teniendo la estructura de la Policía".

 

"De ahí viene el conflicto, porque todo lo que estaba funcionando en ese edificio quedó desafectado y, por eso, reclamaron el edificio de Camino Negro”, agregó el concejal massista. 

 

Alberto Fernández y Jorge Ferraresi
Axel Kicillof y Sergio Ziliotto. 

También te puede interesar