En crisis

Tarifazos y caída en las ventas: un “combo” que pone en jaque a las Pymes bonaerenses

Empresarios alertan sobre la poca espalda del sector para tolerar el impacto. Casos testigo de un escenario preocupante. El riesgo de un tendal de persianas bajas cuando pase el temblor.

Los fuertes aumentos registrados en las tarifas de gas y energía eléctrica impactaron de lleno contra Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) que por estos días encuentran en estas medidas una seria amenaza a su subsistencia. En el orden bonaerense, el titular de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), Raúl Lamacchia, detalló a Letra P que “las Pymes no tienen mucha espalda para soportar esta situación, cosa que no pasa con las grandes empresas”, en tanto observó que “el aumento de precios, la disminución de las ventas y la baja rentabilidad” hacen “un combo” que golpea de lleno al sector. También el diálogo con este medio, el presidente de la Asociación Pyme de Tandil, Omar Farah, alertó que allí “las empresas son electro intensivas, con lo cual esto en algunos casos ha llegado al 200% el aumento de la factura”.

 

Más allá del crecimiento que vaticina el presidente Mauricio Macri para el segundo semestre, Lamacchia subrayó: “Hoy la realidad es que el mercado interno está recesivo, que hay una caída de las ventas indudable, no hay un crecimiento de la producción industrial y hay problemas de retracción de la economía general. Pasar esta retracción hasta que llegue un momento de mayor actividad puede dejar en el camino a muchas Pymes”.

 

Impacto violento. “Estamos preocupados porque los aumentos son muy importantes”, expresó el titular de FEBA para detallar que en el interior bonaerense las tarifas de luz de las distribuidoras registran “aumentos que andan en el orden del 120 al 150% y en el conurbano incluso un poco más”.

 

Señalando que en casos como los frigoríficos “el impacto va a ser mucho mayor” por el fuerte consumo de energía eléctrica, Lamacchia adelantó que “hay algunas localidades, algunas cámaras (empresarias)”, que presentarán “recursos de amparo para defenderse de esta situación”.

 

“El problema es que no hay gradualidad”, cuestionó para apuntar contra “este impacto violento que ha sido muy imprevisto” y que no da tiempo a este sector empresario "para que lo vaya tamizando y encontrando los recursos para hacerle frente”.

 

Subsistencia imposible. Por su parte, el titular de Asociación Pyme de Tandil (APYMET), Omar Farah, describió el panorama de la región: “Tandil es principalmente industria de la fundición y el procesamiento de piezas para el sector automotriz. La mayor parte de las empresas son electro intensivas, con lo cual esto en algunos casos ha llegado al 200% el aumento de la factura, pasando de un 7-8% los costos a un 13-14%. Ha sido un impacto violento que, con tantas otras cosas que se suman, nos hacen prácticamente imposible la subsistencia”.

 

Al resaltar que hoy “está en riesgo la mayoría” del sector, Farah calificó el incremento de tarifas como “una gota más que llega en un momento bastante inoportuno”. Y ahondó: “No creíamos nunca que esto iba a ser todo junto dentro del principio del año en el mismo momento en el que la AFIP acorta los planes de pago que teníamos para ir manejando el tema impositivo y previsional, y que las tasas de interés están en el 38% anual, lo que nos corta cualquier financiación”.

 

“Ahora hay que sumar la paritaria que mínimo se espera un incremento anual que no bajaría del 30%, con lo cual, todo esto junto arriba de la mesa, tenemos en consecuencia una caída del 30-40% en la producción porque hay un freno general en toda la economía”, describió la apremiante realidad.

 

Otros tiempos. Al señalar que hablaron del tema con el ministro de la Producción bonaerense, Jorge Elustondo, el titular de APYMET expresó: “Todavía no tenemos respuestas. No sé cómo son los tiempos políticos, lo que nosotros sabemos es que nuestros problemas están arriba de nuestros escritorios cada comienzo y fin de semana. Los tiempos políticos por lo que veo son mucho más lentos que la velocidad que tiene nuestra necesidad de funcionamiento”.

 

Bajo este contexto, Farah manifestó que desde el sector se está proponiendo medidas como la eliminación de la carga tributaria sobre el incremento que tuvo el valor del megavatio, para no sufrir así el doble golpe de quita de subsidios y suba de los tributos.

 

Asimismo se solicita el fraccionamiento de la aplicación de los tarifazos de manera tal que brinde a las Pymes “el tiempo necesario para la renegociación de los precios de los productos con los clientes” y “sentarse en serio a hablar del tema de la tasa de interés para el sector porque a estos niveles nos está ahogando en forma financiera”. Mientras tanto, las respuestas se demoran al calor de promesas de reactivación económica que, para la capacidad de resistencia de algunas Pymes, tienen el sonido de las persianas que se bajan.   

 

corrientes: vallejos, el alfil silencioso de valdes en el congreso que asumira en seguridad
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar