Ganancias

Macri, con la sangre en el ojo: nuevo ataque a la oposición y mensaje a gobernadores

Llamó “impostor” a Massa y confió en el “compromiso con la gobernabilidad” de senadores y mandatarios provinciales para frenar, en la Cámara alta, la rebaja del impuesto aprobada en Diputados.

Tras la aprobación en la Cámara de Diputados de un proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias impulsado por el arco opositor, el presidente Mauricio Macri volvió a la carga contra el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, a quien llamó “impostor”, y dijo que confía en los gobernadores para convencer a los senadores de sus provincias de que no sancionen la iniciativa en la Cámara alta, a pesar de que los mandatarios provinciales fueron incapaces de conseguir el respaldo de los legisladores a la reforma política que impulsaba la Casa Rosada –o jugaron a dos puntas.

 

En declaraciones a radio Mitre, el jefe de Estado, que este miércoles ya había sido duro con la oposición, destacó su expectativa de que "el Senado muestre que tiene un compromiso distinto con la gobernabilidad" y rechace el proyecto aprobado el martes por la noche en la Cámara baja.

 

"Es tan poco serio lo que han hecho que ni siquiera hay un dictamen de la AFIP explicando cuánto cuesta la baja del Impuesto. Se ha discutido sobre números que no son verdad. Son varias decenas de miles de millones de pesos que faltarían en el Presupuesto que acaba de aprobarse", afirmó el mandatario, que pasa el fin de semana largo en la ciudad cordobesa de Alta Gracia, donde buscó alivio para sus problemas de asma un muy joven Ernesto Guevara Lynch, el Che.

 

"Esto es inaceptable, inentendible, es una vergüenza. Piensan que los argentinos somos tontos. En vez de colaborar, quieren engañarnos detrás de banderas demagógicas que no contribuyen a nada", pataleó el Presidente.

 

Macri hizo referencia también a la actitud del diputado Massa, que evitó la conferencia de prensa con sus pares del FpV después de una pirueta que contó este miércoles Letra P: intentó cerrar un acuerdo con el Gobierno para modificar el impuesto y, ante la negativa oficialista, fue a pactar con el kirchnerimo.

 

"No van a engañarnos: al final del camino terminan siendo lo mismo y por algo compartieron tantos años en el Gobierno", dijo el mandatario cumpliendo al pie de la letra la estrategia discursiva que diseño la Casa Rosada para atacar a la oposición: subir a todos a lo que llama “el tren fantasma”.

 

 "Yo apuesto a que la gente aprenda a ser confiable. Esto lo tienen que entender Massa y todos los dirigentes. La Argentina tuvo muchas décadas de gente que manipuló y trató de disfrazar las cosas y, a la larga, cuando uno es un impostor, sale a la luz".

 

El mandatario estimó que en las próximas semanas va a haber novedades sobre la reforma en Ganancias. "Hay mucho debate entre los gobernadores y espero que el Senado muestre que tiene un compromiso con la gobernabilidad", concluyó.

 

Karina Milei junto a la rosarina Romina Diez.
buenos aires: la oposicion armo un piquete transversal y el proyecto pymes no pasa el senado

También te puede interesar