La Guerra del Asado

Weretilneck promete asado más barato en la Patagonia para dentro de “cuatro o cinco años”

A diferencia de lo que se plantea desde La Pampa, el gobernador de Río Negro asegura que nadie puede garantizar un precio menor.

El gobernador Alberto Weretilneck (Río Negro) desestima cualquier cambio impulsado por La Pampa en el conflicto por la venta de asado con hueso plano al sur del río Colorado y anuncia que en “cuatro o cinco años” podría bajar el precio de la carne en la Patagonia si los productores ganaderos tienen “las condiciones” necesarias para generar el stock que todo el sur argentino necesita.

 

“Si este proceso sigue, y los productores ven permanente inversión, vamos a tener un millón de cabezas”, asegura Weretilneck ante la consulta de Letra P. A poco de su paso por la Sociedad Rural de General Roca, el conductor de Juntos Somos Río Negro (JSRN) se refiere a la disputa con el pampeano Carlos Verna que podría resolverse, según la promesa del ministro de Agroindustria nacional, Ricardo Buryaile, tras la negociación con la Unión Europea o Norteamérica. “Es una falacia decir que porque entre asado del norte (de la barrera del río Colorado) va a salir más barato”, advierte.

 

El trabajo de Verna para que los frigoríficos de su región ingresen el popular corte genera sucesivos cruces con el conductor de los rionegrinos. Cada oportunidad en que se lo consulta, Weretilneck reitera el esfuerzo de casi dos décadas para que la Ganadería avance pero el lobby incrementa el nivel de tensión.  

 

Mientras, en las góndolas, el precio alcanza los 170 pesos el kilo para el asado. Según Weretilneck, sucede porque “el stock de la ganadería bovina en la provincia y en la Patagonia todavía no tiene el desarrollo para alimentar a los dos millones de personas que tiene el sur”, y agrega: “Aspiramos a que en cuatro o en cinco años tengamos (un stock) para bajar el precio”.

 

PROMESA. En el remate anual de la Cabaña Curacó, cuando Buryaile mantuvo un diálogo tirante con Verna, algún avance se alcanzó. “Estamos en medio de una negociación para la apertura al mercado Americano. Nosotros no vamos a plantear nada que no hayamos planteado al momento de la apertura. Una vez que se abra el mercado Americano nos sentaremos a hablar”, prometía el funcionario que timonea el conflicto.

 

Desde el inicio, el cruce de intereses provoca cortocircuitos expuestos en la última sesión del Parlamento Patagónico. Como anfitrión, Verna llenó de críticas al Gobierno nacional por promover una “aduana” interior.

 

Anselmo Torres, rector de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN).
Marcelo Rucci, en el corazón de Vaca Muerta. Los petroleros de Neuquén anticipan pelea.

Las Más Leídas

También te puede interesar