Tierra del Fuego

Bertone enfrenta su primera crisis: renuncia en el Gabinete y pelea con los gremios

Desde ATE hablan de un plan para despedir a trabajadores. El paquete de leyes que buscaron darle gobernabilidad.

El gobierno de Tierra del Fuego, encabezado por Rosana Bertone, vive su primer enfrentamiento con los sindicatos más importantes por lo que desde la Asociación de los Trabajadores del Estado (ATE) denominan “un plan sistemático” de despidos.

 

Lo que plantean es que la gobernadora quiere “armonizar” la caja de jubilaciones de los empleados que incluye la eliminación del 82 por ciento móvil. Esa medida provocó la renuncia del ministro de Trabajo.

 

“Con la misma violencia que el gobierno nacional está llevando a cabo los despidos en el Estado, la gobernadora del Frente para la Victoria, está dejando a miles de trabajadores en la calle”, advirtió Darío Orellano, dirigente nacional de ATE.
 
Como recuerdan en el gremio, en el paquete de medidas se contempla la reducción de personal: 250 talleristas, 800 trabajadores de la administración central y la reducción de sueldos, aplicando “medidas neoliberales” ya utilizadas en la provincia en la década del ´90.
 
Letra P explicó el plan que ideó Bertone con su Gabinete. La batería de leyes que reformaron el Instituto Provincial Autárquico Unificado de Seguridad Social (IPAUSS) fue rechazada de entrada porque “vienen a garantizar un ajuste los estatales, pero también a toda la sociedad fueguina ya que prepara el camino para aumentar impuestos inmobiliarios y de rentas a los monotributistas de menores ingresos”.

 

A contramano de la mandataria fueguina, el Ministro de Trabajo de Tierra del Fuego, Daniel Rivarola, presentó la renuncia justificando esa decisión con un claro mensaje: “No puedo ser insensible con algunas cosas que están sucediendo”. La respuesta, en un comunicado oficial, anticipó que el área quedará a cargo del Ministro de Economía, José Labroca, quien coordinará las tareas con el Secretario del área, Horacio Omar Villafañe.

 

“Nosotros no estamos dispuestos a dar ni un paso atrás para relegar ningún derecho y mucho menos un solo despido”, insistió Orellano. 

 

“Estamos convencidos que este conjunto de leyes era absolutamente necesario y que era responsabilidad de este Gobierno dar respuesta al problema de manera definitiva”, dijo la primera mandataria cuando se aprobaba el paquete legislativo.

 

Pablo Blanco, en la mira: cómo se gestó el voto del senador radical que desató la furia en Tierra del Fuego

Las Más Leídas

También te puede interesar