Conurbano

El PRO juega fuerte en Hurlingham y echa por tierra la ilusión massista

La plana mayor del macrismo reiteró su apoyo a Delfino y le vuelve a cerrar la puerta a Acuña.

El PRO está decidido a dar la pelea por el municipio de Hurlingham de la mano del candidato a intendente,  Lucas Delfino, y dejar atrás cualquier acuerdo posible con el Frente Renovador.

 

A pesar de que algunos intendentes, como el caso de Joaquín De La Torre, insinúan con la posibilidad de que el macrismo baje a sus candidatos para favorecer al massismo en algunos distritos, el partido que gobierna la Ciudad de Buenos Aires se plantó firme en Hurlingham.

 

El lunes por la noche, la candidata a gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, el vicepresidente 1 de la Legislatura porteña, Cristian Adrián Ritondo, y el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, se acercaron hasta el tradicional Hurlingham Club para participar de la cena de recaudación que protagonizó Delfino.

 

También, se acercaron a respaldar al candidato a jefe comunal del PRO el diputado porteño Roberto Quattromano, el vocal del Ente Regulador porteño Fernando Lauría, el síndico general de la Ciudad, Ignacio Rial, el vicepresidente del Banco Ciudad, Juan Curutchet, y los candidatos a intendente Nicolás Ducoté (Pilar), Ezequiel Pazos (José C Paz), Octavio Frigerio (San Miguel), Alex Campbell (San Fernando) y Albi Cerni (Malvinas Argentinas).

 

“Lucas es como yo, un remador que nunca se da por vencido y por ese motivo hizo las PASO que hizo. Estoy convencida de que va a ser el próximo intendente de Hurlingham”, sostuvo Vidal durante el evento.

 

Además, la vicejefa de Gobierno agregó: “Lucas tiene los valores principales que necesita la política, es una gran persona, sabe trabajar en equipo y tiene vocación pública”.  

 

“Soy la candidata de los 135 distritos de la provincia, pero todos saben que un pedazo de mi corazón está en Hurlingham por la enorme confianza que tengo con Lucas y su equipo”, concluyó la candidata a gobernadora.

 

Más tarde, Delfino tomó el micrófono y marcó: “Estamos convencidos que vamos por el camino correcto”. Y, luego, agregó: “Es un orgullo contar con la presencia de María Eugenia  que va a ser la gobernadora que transforme la provincia de Buenos Aires”.

 

La plana mayor del PRO dio su apoyo al joven candidato de ese distrito de la Primera sección electoral y le cerró la puerta al actual intendente y dirigente massista Luis Acuña. El jefe comunal aspiraba al esquema que se imaginó su par de San Miguel, Joaquín De La Torre, que pide a gritos que el candidato del PRO de un paso al costado y le libere el camino para poder retener su municipio.

 

Por ahora, a pesar de haber sonado como vicegobernador de Vidal hace meses, el plan de De La Torre fracasó porque el macrismo se distancia cada vez más del massismo en el conurbano bonaerense.

 

Juan Monteverde en el cierre de su campaña electoral 2023.
Con la UCR a la cabeza, los bloques opositores volverán a pedir explicaciones a funcionarios clave de Daniel Passerini

También te puede interesar