Política

Larreta se hartó de la interna entre Angelici y Torello y planchó el reparto de cargos

El jefe de Gobierno electo buscó poner paños fríos a la discusión por espacios en la Magistratura y la Auditoría. El problema del cupo. “Hay que esperar”, repiten en el PRO.

A días de que el vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, firmara un decreto estirando los plazos de presentación de candidatos para los organismos autónomos, en el PRO reconocen que la discusión está “planchada”.

 

Es tal la interna entre los distintos sectores que son parte del partido que gobierna la Ciudad que el jefe de Gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, debió interceder para calmar los ánimos.

 

A pesar del desfile de nombres en torno a los posibles postulantes para el Consejo de la Magistratura y la Auditoría de la Ciudad, en el macrismo alertan que “hay que esperar” para conocer a los candidatos que finalmente serán votados en el recinto de sesiones.

 

Hay quienes aventuran que recién la semana próxima empezará a haber movimientos en torno a la presentación de postulaciones, pero otros advierten que el reparto de cargos estará supeditado a la elección nacional.

 

En este último grupo, que bien podrían llamarse “los optimistas”, evalúan que nadie del PRO querrá desembarcar en un organismo porteño si pudiesen llegar a un cargo nacional o incluso uno provincial, todo si Mauricio Macri es electo presidente o María Eugenia Vidal gobernadora.

 

“Todo muy lindo las versiones y los nombres que circulan, pero hay que esperar a la elección”, contó a este medio un colaborador de Rodríguez Larreta.

 

En cambio, en los pasillos de la Legislatura descuentan que se resolverá antes de los comicios y niegan que ocurra la atípica situación, que ya existió, en la que la Magistratura sesionaba con 6 de sus 9 miembros producto de que los diputados no acordaban sobre los candidatos. “No vamos a llegar a esa instancia”, explican desde el bloque PRO.

 

No obstante, hay un tercer panorama: votar los candidatos de la Magistratura primero y a los postulantes de la Auditoría luego del eventual ballotage. La ecuación que hacen en el oficialismo porteño es que el segundo organismo sería más conflictivo.

 

Para el órgano que nombra y remueve jueces, el PRO tiene previsto consensuar con el Frente para la Victoria. Si bien la danza de nombres es larga y la guerra interna entre los amarillos no cesa, todos saben que habrá acuerdo por las tres bancas en juego que votará la Legislatura.

 

La situación es distinta en la Auditoría, donde el PRO planea quedarse con cuatro de siete auditores y esa posibilidad podría traer problemas en medio de la campaña. Concretamente, el macrismo no quiere que ni ECO ni el kirchnerismo pongan en evidencia que podrían tener una mayoría automática en el organismo de control que audita al Estado local.

 

En el medio de estas discusiones, está la discusión mayor que es quiénes serán los representantes de cada espacio político en la Magistratura y en la Auditoria, además de los otros órganos que renuevan autoridades como el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y el Consejo de Plan Urbano Ambiental (COPUA).

 

Hoy por hoy la riña más fuerte está en el propio oficialismo de la Ciudad y, por eso, el jefe de Gabinete intercedió para enfriar los intentos de demostración de poder de cada bando. El problema central es que ni Daniel Angelici, ni Gabriela Michetti, ni José Torello proponen una candidata mujer para la Magistratura.

 

Como se renuevan tres espacios, al menos uno debe ser para una postulante femenina. El kirchnerismo cerró filas en torno a Mauro Riano y el PRO, entonces, debería tener una candidata mujer. No obstante, el presidente de Boca Juniors promueve al legislador Enzo Pagani, la senadora al diputado Oscar Moscariello y el apoderado del PRO a Mauricio Devoto, que ya tuvo un paso por el edificio que ahora está ubicado en Diagonal Sur.

 

“El candidato es Mauricio (Devoto), quiere volver y no pensamos en ninguna candidata mujer”, repiten desde CPC, la histórica línea del PRO formada por abogados que acompañan a Macri desde su época escolar en Cardenal Newman.

 

El angelicismo insiste con la candidatura de Pagani y ya avisó que peleará la presidencia del órgano judicial porteño. En tanto, Michetti no quiere que la dejen afuera de la repartija de cargos.

 

Es tal la incertidumbre que, salvo Devoto, los que suenan para la Magistratura también podrían candidatearse para la Auditoría, en caso de no tener suerte en el organismo que renovará en noviembre los lugares de Agustina “La Turquita” Olivero Majdalani (PRO), Juan Sebastián De Stéfano (PRO) y el titular de la institución, Juan Manuel Olmos (FpV).

 

Por otra parte, trascendió que Rodríguez Larreta podría impulsar a Nieves Macchiavelli, hermana de Eduardo Macchiavelli, secretario de Atención y Gestión Comunal y uno de los asesores más cercanos al jefe de Gabinete. Eso terminaría con la discusión del cupo y el PRO tendría una candidata mujer para el Consejo de la Magistratura. Aunque el angelicismo, junto a Jorge Rizzo, propusieron a Silvia Bianco, prosecretaria del Colegio de Abogados porteño y pareja del consejero saliente De Stéfano. Igualmente, Larreta ya cuenta con Marcela Basterra, consejera en representación de los abogados y mujer de confianza del jefe de ministros en temas judicial; podría impulsarla para que preside el Consejo.

 

También, presentarían su postulación para la Auditoría General de la Ciudad los macristas Christian “El Chuequito” Bauab y María Raquel Herrero. Por el lado del kirchnerismo, suenan Matías Barroetaveña, Claudia Neira, Cecilia Segura Rattagan y Eduardo Epszteyn.

 

ECO tiene actualmente la banca de Facundo Del Gaiso (Coalición Cívica) y peleará por mantenerla cuatro años más. El esquema que ahora se negocia es el siguiente: 4 auditores para el PRO, 2 para el FpV y 1 para ECO.

 

El decreto que Ritondo firmó el viernes a pedido de los propios espacios del PRO, para estirar 13 días el plazo límite para presentación de candidatos, encendió las luces de alarma en el Ejecutivo.

 

Bajo esa lógica, Rodríguez Larreta, que junto con Macri discutirán si aprobarán o vetarán las postulaciones, intervino para calmar la interna y adelantar que falta para resolver esta discusión que en la Legislatura, por más que en la Jefatura de Gobierno piensen otra cosa, empezó hace rato. Ante este marco, en el oficialismo porteño reconocen que está discusión se planchará durante unos días y podría retomarse la semana siguiente.

 

Santiago Caputo y José Rolandi, encargado de negociar la ley ómnibus y el paquete fiscal en el Senado. 
Javier Milei canta en el Luna Park.

También te puede interesar