Ballotage porteño

Con su “voto en blanco”, la izquierda le hace el juego al PRO

Al aumentar ese tipo de sufragios, se beneficia el candidato con más chances de ganar. El FIT llamó a votar en blanco y Zamora dio “libertad de acción”.

La ex candidata a jefa de Gobierno del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, la flamante diputada nacional Myriam Bregman, instó a “votar en blanco” en el ballotage porteño que tendrá como protagonistas a Horacio Rodríguez Larreta (PRO) y Martín Lousteau (ECO), a quienes desde el FIT calificaron como candidatos “proempresario”.

 

“Llamamos a votar en blanco: los dos candidatos son parte de un espacio político completamente proempresario y cuyo referente nacional es Mauricio Macri, por más que ensayen una parodia de internas abiertas con los radicales y Carrió”, marcó la referente del PTS.

 

Para Bregman, “el voto en blanco, que se contabiliza, es la mejor opción para darles la espalda a los dos y así dejar en claro el rechazo a sus pactos en la Legislatura, a sus tarifazos y a su política a favor de la especulación inmobiliaria”.

 

Lo curioso de la decisión de la izquierda es que el voto en blanco se cuenta como voto válido en las elecciones, por lo cual cambia el porcentaje y termina colaborando con el candidato más posicionado, que en este caso es el representante del PRO, Horacio Rodríguez Larreta.

 

“Si los que votaron al FIT o al Frente para la Victoria votan en blanco o anulan su voto favorecen a quien ganó en primera vuelta. Es decir, Rodríguez Larreta ganaría automáticamente”, dijo a Letra P el politólogo Andy Tow.

 

En ese sentido, el autor del blog Atlas Electoral advirtió que, de mantenerse los resultados de las elecciones generales, “por el primer punto de voto en blanco del kirchnerismo y el FIT, Larreta aumenta aproximadamente 0.46 puntos porcentuales y Lousteau 0.25 puntos porcentuales y con cada punto en blanco adicional la proporción favorable a Larreta se va incrementando”.

 

“La lógica dice que si vos no votas por ninguno de los dos candidatos, favoreces al que más votos va a sacar”, aclaró. Para Tow, “si un tercio de los que votaron a la izquierda y al FpV decide votar en blanco, automáticamente gana Larreta por más que el resto vote a Lousteau”.

 

El FIT hizo una buena elección pero quedó en quinto lugar, cuando en los comicios legislativos del 2013 se plantó como la cuarta fuerza porteña y consiguió una banca en la Legislatura porteña. En esta oportunidad, la coalición que conforman el PO, PTS e Izquierda Socialista ubicó a Marcelo Ramal en el Parlamento local. El economista había sido electo hace dos años pero, debido al sistema de rotación de bancas acordados entre las fuerzas, dejará su espacio en diciembre pero asumirá por la elección de este domingo. Así las cosas, el FIT tendrá dos escaños en el edificio de Perú 160 (Marcelo Ramal - Patricio Del Corro), mientras que Autodeterminación y Libertad consiguió tan sólo uno para Fernando Vilardo.

 

Por su parte, el ex candidato a jefe de Gobierno de Autodeterminación y Libertad Luis Zamora dio “libertad de acción” a sus votantes y deja abierto un interrogante acerca de a dónde irán los votos de su fuerza, que aglutinó el 3.95% de las voluntades.

 

Con el 92,84% de las mesas escrutadas y a la espera del escrutinio definitivo, se registró un total de 33.870 votos en blancos, lo que representa el 1.84% del total.

 

Javier Milei y Martín Llaryora caminan por la senda de la gobernabilidad. 
Maximiliano Abad, senador de la UCR

También te puede interesar