Tras la victoria de Larreta

La reflexión de la izquierda luego de pedir que se vote en blanco en el ballotage

“El alto porcentaje de voto en blanco mostró el rechazo a los candidatos de Macri en la Ciudad”, dijo Myriam Bregman, que fue candidata por el FIT.

Myriam Bregman, quien fuera candidata a jefa de Gobierno por el Frente de Izquierda, se refirió al ballotage porteño y afirmó que “el alto porcentaje de voto en blanco mostró el rechazo a los candidatos de Macri en la Ciudad. Hoy más de 105.000 porteños votaron en blanco, nulo o impugnaron su voto, mostrando su rechazo a participar en la interna de Cambiemos, sumando casi 6 %, contra el 48 % que sumó Rodríguez Larreta y el 45 % de Martín Lousteau, porcentajes que obtuvieron si se cuentan los votos en blanco. A esto habría que sumarle la baja participación, que este domingo llegó a apenas 69%”.

 

Bregman, que comparte la candidatura de la fórmula presidencial en el Frente de Izquierda con Nicolás del Caño, agregó que “la corta distancia entre los candidatos hace surgir además un nuevo gobierno del PRO más débil. Los trabajadores, las mujeres y la juventud que se organizan contra la precarización laboral, la violencia contra las mujeres, los talleres clandestinos y la especulación inmobiliaria que afloran en nuestra ciudad tendrán que enfrentarlo para defender sus derechos”.

 

Finalmente, el legislador Patricio del Corro, que asumirá su banca en diciembre, concluyó afirmando que “ya hemos visto con De la Rúa e Ibarra adónde llevaban las votaciones por el ’mal menor’. Desde el Frente de Izquierda seguiremos manteniendo nuestra coherencia, denunciando los acuerdos del PRO y de ECO que abundan en la Legislatura y en el país, mientras continuamos con nuestra campaña llevando las ideas de la izquierda con nuestro candidato a presidente, Nicolás del Caño, enfrentando a todos los exponentes del ajuste, a los Macri, pero también a los Massa y a los Scioli”.

 

Por su parte, desde el Partido Obrero también reflexionaron al respecto, analizando que loq ue sucedió este último domingo ha significado un traspié para el macrismo.

 

"El voto en blanco, que alcanzó el 5%, resultó el registro más alto de todos los ballotages realizados en la Ciudad, y representa el 70% de quienes votaron a la izquierda en primera vuelta. En aquella elección, el Frente de Izquierda obtuvo 90.000 votos en la categoría de legisladores, y logró duplicar su representación en el parlamento porteño. Sobre esa fuerza, nos apoyamos para desarrollar una verdadera oposición al macrismo desde el campo de los trabajadores. Los ´seudoprogresistas´, que se lamentan por la victoria del PRO -o incluso culpan a la izquierda por ello- son los mismos que gobernaron la Ciudad para el capital financiero hasta 2006, y luego cogobernaron con el PRO desde la Legislatura".

 

"Un apoyo de la izquierda a la candidatura de Lousteau no sólo hubiera representado la continuidad de las políticas del capital financiero en la Ciudad, sino algo todavía más grave: la desmoralización completa de la izquierda y de sus seguidores, y su desaparición como expresión política independiente. El mandato del Frente de Izquierda es el desarrollo de una alternativa propia de los trabajadores y los explotados, no el seguidismo a las variantes del gran capital", concluyeron.

 

Cuando quedó definido que el PRO y ECO irían al ballotage, la izquierda salió inmediatamente a pedir que se vote en blanco, recibiendo muchas críticas por eso, culpándolos porque de esa manera en teoría le facilitarían la victoria a Larreta.

 

Martín Menem, junto al diputado Luis Picat e intendentes del Gran Córdoba.
Diputados: Ramiro Gutierrez presentó su proyecto para la reutilización social de bienes decomisados.

También te puede interesar