Van por el segundo lugar

El FR quiere armar una fiesta con los globos "desinflados" del PRO

El massismo asegura que Sergio Massa dará una sorpresa. El pre candidato a la presidencia por UNA, apuesta a reposicionarse como principal figura de la oposición.

La floja victoria de Horacio Rodríguez Larreta, que superó por tres puntos a Martín Lousteau en el balotaje de la Ciudad de Buenos Aires, envalentonó a los massistas.
No por la situación de CABA, territorio al que el Frente Renovador jamás pudo aspirar, sino por el rebote que esa elección está provocando de forma inevitable en la pre candidatura presidencial, de Mauricio Macri.
Desde el Frente Renovador, reflotan las dudas sobre las mediciones pre electorales, que en la Ciudad de Buenos Aires, daban una diferencia de diez puntos para Rodríguez Larreta, por sobre ECO.
"Estas mismas consultoras son las que miden la imágen de Massa, y lo dan tercero" remarcan desde el bunker del tigrense.
Por otro lado, aunque ganó, la escasa diferencia del PRO con ECO, encapsula el liderazgo de Macri en la Ciudad de Buenos Aires.
El jefe de gobierno, aunque en Mendoza participó de la alianza vencedora, liderada por el radicalismo, en el resto de las provincias donde hubo elección, no le fue bien.
Los casos más evidentes fueron Santa Fé, donde tuvo a Miguel Del Sel, como candiato propio, y perdió contra el socialismo oficialista. En Córdoba, en una alianza electoral con el radicalismo y el juecismo, perdió contra el peronista, Juan Schiaretti, que funciona en dupla con el actual mandatario y pre candidato a la presidencia, José Manuel De la Sota.
En Buenos Aires, el macrismo no tiene estructura propia, salvo la excepción de Vicente López, con su primo, Jorge Macri. Y el aliado, Gustavo Posse de San Isidro.
Desde el PRO, argumentan que la popular figura del candidato presidencial, bastará para crear un efecto arrastre sobre la fórmula de María Eugenia Vidal y Daniel Salvador.
"Macri no tiene proyecto serio en la provincia, de ninguna manera Maria Eugenia Vidal puede ganar" afirma el diputado provincial del FR, Guillermo Britos.
Como candidato a la intendencia de Chivilcoy, Britos asegura que "en capital terminó pidiendo la hora, está claro que Macri está desinflado, y el nueve de agosto los resultados no van a tener nada que ver con las encuestas que se dan".
Según el massista, el pre candidato a la presidencia, que compite con De la Sota, saldrá segundo, y quedará en camino al ballotage con Daniel Scioli del FpV.
"Lo que uno percibe cuando va en las caravanas es otra cosa, es el apoyo, es la necesidad de un cambio" remarca el candidato.
"El humo y los globos se están desinflando" ironiza el hombre de Chivilcoy.
Desde el Frente Renovador, le siguen endilgando a Macri, la responsabilidad de trabar una "gran alianza opositora" que, dicen, hubiera evitado la posibilidad de la continuidad kirchnerista.
Y esgrimen como nuevo slogan el "efecto sorpresa" que se dará el próximo 9 de agosto, cuando Massa salga segundo, al estilo "Lousteau".

 

Habrá que esperar sin duda a las PASO para saber quien tiene la razón.

 

Olla popular (Foto archivo)
Silvia Lospennato y María Eugenia Vidal, se fueron de la votación de jubilaciones. 

También te puede interesar