27|9|2022

Grindetti: “Díaz Pérez no puede caminar por la calle, los vecinos están muy enojados”

ENTREVISTAS

11 de julio de 2015

11 de julio de 2015

El ministro macrista compite por la intendencia de Lanús dispuesto a correr al PJ y cortar las aspiraciones de La Cámpora. “Son más de lo mismo”, apuntó.Críticas al massismo.

A fines de 2013, el líder del PRO, Mauricio Macri, encomendó a sus dirigentes a hacer campaña en el difícil y hostil conurbano bonaerense para engrosar su candidatura de cara al 2015 pero, además, para encontrar representantes propios en las intendencias que desde hace años se reparten el peronismo y el radicalismo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Entre ellos, el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti. Hombre de confianza del jefe de Gobierno desde hace tiempo, Grindetti trabaja para instalar la candidatura y al partido de Macri en Lanús desde hace más de diez años.  Al igual que los candidatos Carlos Regazzoni (Almirante Brown) y Gladys González (Avellaneda), tiene la difícil tarea insertar el modelo del PRO en un bastión histórico del Partido Justicialista, como lo es la tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires.

 

El ministro macrista busca arrebatarle el palacio municipal al kirchnerista Darío Díaz Pérez, que gobierna Lanús desde 2007 pero que ahora se vio forzado a desistir de una nueva reelección y le tuvo que dar lugar al camporista Julián Álvarez. “Es más de lo mismo”, evaluó el candidato del PRO.

 

A pesar de que hubo negociaciones del macrismo con el Frente Renovador hasta último momento y no se logró ningún acuerdo, Grindetti insiste con sus cuestionamientos al massismo. “Massa fue jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, por lo que un gran porcentaje de su pensamiento tiene que estar cerca del kirchnerismo, que está en las antípodas del PRO”, consideró.

 

-¿Cómo hace el PRO para captar votos en un bastión histórico del peronismo como es la tercera sección electoral?

 

Las armas tradicionales del PRO que es el contacto directo con la gente. Hace 11 años que estamos en Lanús y los últimos dos incrementamos el contacto directo con la gente. Yo tengo ocho reuniones por semana en casa de vecinos más encuentros con empresarios y cultos. El contacto directo con la gente es nuestra forma.

 

Además ahora nos está dando mucho resultado el trabajo de los voluntarios. Tenemos 1500 personas a las cuales nos vinculamos directamente y son voceros nuestros y aspiramos a llegar a 5000 para las PASO. Es gente que está repartiendo un mensaje de cambio y les pedimos que cada uno de ellos tenga 10 personas convencidas, son 50.000. Es un tercio largo de los votos que necesitamos.

 

Darío Díaz Pérez no competirá esta vez y dio lugar a Julián Álvarez, mientras que el massismo también tuvo problemas internos ¿Cómo se para el PRO ante ese contexto y cómo evalúa el panorama electoral?

 

Yo lo vengo diciendo y se confirmó ahora. El Frente Renovador es más de lo mismo, es kirchnerismo, filokirchnerismo o neokirchnerismo y en Lanús específicamente porque acompañaron con su voto todas las políticas que mandó el Ejecutivo local.

 

La bajada de Darío Díaz Pérez, que nunca sabemos del todo cuanto fue decisión de él y cuanto de sus autoridades partidarias, y el ingreso de Julián Álvarez no cambia nada. Es más de lo mismo. El kirchnerismo se puede decir con seguridad que es coherente al límite que Álvarez está diciendo que alaba la gestión de Díaz Pérez y que va a continuar con esa gestión.

 

El mensaje que nosotros trasladamos a los vecinos es que acá confrontan dos estilos de política distinta más que las personas y los partidos. Lo mismo de siempre, que nos llevó a la situación que estamos, y el PRO, que tenemos una forma distinta y que probamos en la elección de la Ciudad del domingo que la gente nos acompaña.

 

¿Qué evaluación hace de la gestión de Díaz Pérez?

 

Hay un Estado ausente. Un Estado que no nos cuida, no nos da salud, educación, ni limpieza. No existe el Estado y el intendente no puede caminar por la calle. No quiso caminar cuando empezó y ahora no puede porque los vecinos están muy enojados. Fracasó la política de él porque se alejó de la gente. No sabe qué necesidades tiene la gente.

 

¿Cuáles son sus principales propuestas para el municipio?

 

Creación de una policía distrital que dependa del intendente y que esté formada como la Policía Metropolitana. Un gran acometida sobre lo que es el espacio público. El espacio público tiene que ser de los vecinos, no de los que cometen crímenes. Lanús tiene que solucionar tres cuestiones fundamentales como es el bacheo, la iluminación y la limpieza.

 

Es un distrito industrial, generador de trabajo que tiene que ser en orden y respetando el medioambiente. Queremos que los lanusenses estudien, laburen y se diviertan en Lanús con lo cual creemos en los clubes de barrios, como contenedores de chicos que hoy están jugando en la calle. Le vamos a dar mucha importancia a los clubes de barrio, a la cultura y sus intereses.

 

Macri prometió en 2013 llevar el metrobus a Lanús…¿Es viable? ¿Qué propuestas en el ámbito de transporte y movilidad impulsa?

 

Sí, claro. Desde ya que es viable. En temas de movilidad general vamos a hacer un puente. Le llevamos a Díaz Pérez un proyecto hace ocho años y él no lo hizo, así que ahora lo va a hacer la Ciudad. Es el puente donde termina la Autopista 25 de Mayo sobre el Riachuelo para cruzar a Lanús y entrar desde atrás, vamos a hacer dos salidas rápidas.  Lanús tiene un solo puente que comunica con la Ciudad que es Puente Alsina por lo que la idea es que tenga dos y hacer una entrada fundamental por una zona que hoy no hay forma de entrar.

 

Además, pensamos implementar una red de tránsito pesado, una estación terminal de ómnibus de larga distancia que Lanús tiene, un par de pasos bajo nivel. Tenemos pensado aplicar todo el trabajo de movilidad sustentable que se aplicó en la Ciudad más zonas de prioridad para el peatón en aquellos lugares que son comerciales.

 

Usted ha sido muy crítico del Frente Renovador en su distrito, pero también del propio Sergio Massa. ¿Por qué no hubo acuerdo en la provincia y el PRO irá solo?

 

No estamos yendo solos porque hay peronismo, radicalismo y partidos vecinales que se vienen acercando. No somos tan petulantes de decir ‘somos nosotros solos’. Realmente, no nos podíamos asociar con Massa porque fue jefe de Gabinete Cristina de Kirchner, por lo que un gran porcentaje de su pensamiento tiene que estar cerca del kirchnerismo, que está en las antípodas del PRO.

 

Entonces, me podrán decir que en algo se diferenció, pero el noventa por ciento de su pensamiento es kirchnerista. Y me parece que con gente que nos llevó a la situación que estamos, de la cual somos tan críticos, no podíamos compartir nada.