X
Letra P.- Así definieron desde el oficialismo al paro iniciado por tres de las cuatro entidades agropecuarias que integran la Mesa de Enlace que se extenderá hasta el viernes.
Redacción 11/03/2015 6:52

El cese de comercialización de granos, hacienda en pie y leche, que se extenderá hasta el viernes por 72 horas, desarrollada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Sin embargo, la Federación Agraria Argentina (FAA) no participa del paro, aunque se estima que afiliados se sumen a la protesta.

Es la primera vez desde marzo de 2008, cuando se creó la Mesa de Enlace, que una de sus entidades no adhiere a una medida de fuerza dispuesta contra la política oficial.

El jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, en su habitual charla con la prensa al ingresar a la Casa de Gobierno, sostuvo que la protesta que llevan adelante las entidades “no es un paro” sino “un lockout patronal de quien tiene el manejo de determinados niveles de producción y, fundamentalmente, una oleaginosa de las características de la soja”.

Para el funcionario, con esta medida “el campo muestra que empiezan a ponerse las cosas en su lugar”, ya que la Federación Agraria no participa. Fernández la diferenció de las otras entidades, en especial de la SRA a la que “nunca le preocupó realmente qué sucede con el productor chico y lo ha perjudicado cada vez que ha tenido oportunidad”, disparó.

Este miércoles sólo ingresaron 28 camiones al Mercado de Hacienda de Liniers, con 885 vacunos, según informó la agencia DyN.

La Federación Agraria que encabeza el santafesino Omar Príncipe, obtuvo beneficios en trigo, crédito a sojeros y lechería al mantener un diálogo abierto con el Gobierno, por lo que solo decidió realizar el 19 de marzo una movilización de productores hasta la sede del Ministerio de Agricultura, como parte del plan de lucha de la entidad y para reclamar por la segmentación de las retenciones.

Las entidades rurales rechazan las políticas agropecuarias que el Gobierno nacional lleva adelante, “que han provocado una situación crítica para todos los sectores productivos del país”, “a raíz de una sostenida inflación, una asfixiante presión fiscal y trabas a la comercialización (ROES)”, expusieron en un comunicado.

El presidente de Coninagro, Egidio Mailland, le dijo a la agencia NA que “por la situación crítica de los productores, el cese de comercialización interpreta la voz de protesta de todo el campo argentino, no sólo de la Pampa Húmeda sino también de las economías regionales que lo están pasando mal y nadie los escucha”.

Por su parte, el ex presidente de Federación Agraria Argentina (FAA) y candidato a gobernador por el Frente Renovador en Santa Fe, Eduardo Buzzi, sostuvo que aún cuando su entidad no adhiera, “muchísimas bases van a ir al paro igual porque hay mucho resentimiento y productores endeudados”.