Volver...

Reapareció Niembro y ya opera para que Segura retenga la presidencia de la AFA

Cena con Humbertito Grondona, pronósticos a favor de Scioli e infidencias. Los llamados de Ari Paluch y el saludo distante del chimentero Ventura. Angelici contra Tinelli.

Todos lo hacen en España, pero lo cierto es que Fernando Niembro reapareció en Buenos Aires. El martes por la noche cenó en el restaurante La Stampa con Humbertito Grondona, el hijo predilecto de quien fuera  mandamás de Asociación del Fútbol Argentino. Herido por su incursión fallida en la política, asegura estar en buenos términos con Mauricio Macri aunque, entre las pastas y los tintos, ya dio por ganador de la presidencial a Daniel Scioli. Ahora intenta reflotar su carrera de periodista deportivo, que quedó golpeada ya que la cadena Fox le recomendó tomarse una licencia hasta que se aclare el escándalo de La Usina, la empresa a través de la cual le facturó 20 millones de pesos al Gobierno de la Ciudad.

 

Caer en desgracia es un golpe duro y Niembro lo sintió en toda su dimensión en el restaurante de la Recoba. En una mesa cercana cenaba el chimentero Luis Ventura, que lo saludó de lejos cuando antes no hubiera dudado en avanzar hacia su mesa.

 

El discurso que agita con los que lo llaman es el de la integridad. El comentarista deportivo resalta que tuvo el decoro de bajarse para no dañar la imagen de Macri. Asegura que el kirchnerismo tiene otros negociados en la mira realizados bajo la órbita del Gobierno porteño. Tal vez esto tenga que ver con algunas llamadas que el locutor Ari Paluch viene realizando en las últimas semanas,

 

La aparición con Grondona hijo tiene mucho que ver con un lobby que va en ascenso y que aspira a que Marcelo Tinelli no sea presidente de la AFA. El clan Grondona juega para el actual interino de la entidad, Luis Segura, y en ese esquema de poder Niembro siempre puede ser un aliado importante por sus vínculos con representantes, presidentes de clubes e integrantes de grupos empresarios que se dedican a la compra de jugadores.

 

Además, si el pronóstico de Niembro falla y Macri se alza con la presidencia en un ballotage, el comentarista tendría un lugar central en el Gobierno y en el manejo de la televisación de los partidos. Sería una revancha bien fría contra Tinelli y su socio Cristóbal López, el empresario oficialista dueño del canal C5N, que nunca dejó de agitar el escándalo de La Usina desde su multimedios y aspira a controlar el negocio de la televisación del fútbol.

 

La aparición del presidente de Boca, Daniel Angelici, que esta semana afirmó que no apoyaría las aspiraciones de Tinelli en AFA, no es solo un movimiento tribunero en plena elección de presidente en el club de la ribera. Angelici fue quien más le insinuó a Macri que Scioli tuvo trato VIP en Showmatch y él no.

 

No es solo fútbol. Niembro también hace afirmaciones más truculentas, como ese dato que en las últimas horas circula en el espinel de los influyentes que dice que la trama de La Morsa que complica al candidato a gobernador por el Frente para la Victoria, Anibal Fernández, se urdió desde las oficinas de Ideas del Sur.

 

Axel Kicillof en la Catedral de La Plata
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto a la intendencia. 

También te puede interesar