Siguen las fugas en el FR

Cariglino manda a los suyos a cerrar con el macrismo

El referente del malvinense y ex precandidato a intendente por el Frente Renovador en Tres de Febrero, Francisco Soraci, apoyará a Cambiemos. Buscan cercar al jefe local Hugo Curto.

Mientras el PRO acusa al massismo de tejer un pacto con Daniel Scioli, dirigentes del Frente Renovador se siguen acercando al macrismo de cara al 25 de octubre. En las últimas horas quien sumó respaldo “renovador” fue el candidato a intendente por Cambiemos en Tres de Febrero, Diego Valenzuela

 

En las primarias, el macrista quedó muy cerca del histórico intendente peronista Hugo Curto. El escrutinio definitivo lo dejó en el segundo lugar a dos puntos de distancia y desde entonces Valenzuela trabaja para conseguir adhesiones y estructura que lo lleven a un triunfo que –de darse- podría cortar con la hegemonía de 24 años de gobierno de Hugo Omar Curto. El último respaldo que obtuvo fue de uno de los precandidatos a intendente por el massismo, Francisco Soraci

 

Soraci fue una de las seis opciones locales que tuvo el Frente Renovador en el distrito de la Primera sección electoral. Es un hombre del intendente de Malvinas Argentinas Jesús Cariglino y en agosto su boleta consiguió más de 5 mil votos. Si bien el cambio de espacio político no significa el traslado de votos, Valenzuela no desestima para nada la cantidad de sufragios que consiguió Soraci ni la estructura que le puede aportar en el sprint final. Es que la diferencia entre el macrista y el actual intendente fue de 3996 votos. 

 

Al fundamentar su pase, Soraci explicó que hace "muchas elecciones" que trabaja para generar un cambio en Tres de Febrero y que al leer la propuesta de Valenzuela encontró “muchas coincidencias”. 

 

“Este proyecto es de los vecinos y de puertas abiertas para todos. Nos unen las ganas de renovar el distrito, de tener un buen equipo que trabaje para el vecino y no para la política”, remarcó por su parte el candidato a la intendencia por Cambiemos, Diego Valenzuela.

 

Cariglino siempre coqueteó con el PRO. De hecho, el intendente de Malvinas Argentinas abandonó fugazmente al massismo cuando todos los cañones para ser candidato a gobernador por el Frente Renovador apuntaban únicamente al empresario colombiano Francisco De Narváez

 

Sin lugar en la boleta provincial, el malvinense quiso desembarcar en el PRO y garantizarle la pata peronista a la estructura de la candidata provincial por Cambiemos, María Eugenia Vidal. No lo consiguió y un día antes al cierre de lista, regresó al massismo para refugiarse en Malvinas Argentinas. Sin embargo las urnas le dieron un fuerte golpe al caer frente al candidato local del kirchnerismo, Leonardo Nardini

 

Con la jugada de Soraci, Cariglino va preparando el camino para retomar el diálogo con el espacio amarillo en caso de que Vidal sea la próxima gobernadora de la provincia de Buenos Aires. 

 

Alberto Fernández y Jorge Ferraresi
Axel Kicillof y Sergio Ziliotto. 

También te puede interesar