EL CIERRE DE LA CAMPAÑA

"Hagamos un cordobazo de crecimiento", arengó Macri en el último acto

Pidió el voto cordobés a los gritos y prometió un "país federal" si gana las elecciones del domingo. Cerró la campaña junto a su tropa y sus socios de Cambiemos, Sanz y Carrió.

CÓRDOBA. Enviado Especial. El candidato presidencial por Cambiemos, Mauricio Macri, cerró este jueves su campaña en el teatro Orfeo de Córdoba junto a sus aliados radicales y, a los gritos, llamó a hacer "un cordobazo de crecimiento". Prometió, además, construir "un país federal" si se impone en las elecciones del próximo domingo.

 

El líder del PRO tomó la palabra pasadas las 20, cuando ingresó por el costado lateral del escenario y repitió la misma escena que realizó en el acto de relanzamiento en Ferro: entró por un corredor vallado al trote, se acomodó el pelo y saludó extendiendo la mano a quienes se apostaban en la valla.

 

Ya en el escenario, ubicado en el centro del tradicional coliseo, siguiendo con el ritual, se puso una mano en el corazón y saludó a los presentes en las bandejas, en su mayoría militantes radicales enviados por el cacique local, el reelecto intendente Ramón Mestre, que fue quien primero tomó la palabra. "Aguante los cordobeses", sostuvo Macri a los gritos con una amplia sonrisa. La semana pasada, su equipo de campaña le enseñó una serie de encuestas que lo ubican primero en la provincia serrana.

 

"Los votos de De la Sota se trasladan a Macri", le dijo a Letra P horas antes del acto el armador nacional del PRO, Emilio Monzó. El candidato de Cambiemos indicó que el espacio no es "anti nadie" y, en ese sentido, marcó: "Vamos a construir una Argentina mejor".

 

"Quiero que juntos nos ayuden a hacer un gran cordobazo de crecimiento", lanzó Macri apelando a la memoria del levantamiento popular de 1969 contra la dictadura de Juan Carlos Onganía, y catalogando al pueblo cordobés como combativo. Luego, profirió una catarata de elogios para la provincia, en tren de explicar por qué decidió culminar la campaña en Córdoba. "Está en el centro de este maravilloso país, aquí vienen de todo el país a estudiar y trabajar y Córdoba los recibe con los brazos abiertos ", señaló.

 

Más adelante envió un guiño a sus aliados de las provincias que, cada uno en su momento, habló de la "importancia" del tema. "Vamos a trabajar por una Argentina federal", sostuvo Macri respondiendo a un reclamo que expresaron el candidato a senador por Mendoza Julio Cobos, el candidato a diputado nacional por Córdoba Mario Negri y el senador y ex candidato a presidente en la interna de Cambiemos, Ernesto Sanz.

 

Enseguida vino el mensaje encriptado para gobernadores e intendentes que no forman parte de Cambiemos pero de los cuales necesita para entrar cómodo al ballotage, como el caso del gobernador cordobés electo, Juan Schiaretti, con quien habló la semana pasada por teléfono."Me comprometo a trabajar codo a codo con cada intendente y gobernador", aseguró Macri y, luego, repitió uno de sus lemas de campaña:"Me comprometo a unir a los argentinos".

 

Además, enumeró las "cosas que no voy a hacer". En esa batería de promesas a no cumplir, remarcó: " No voy a hablar sin escuchar, basta de cadenas nacionales, no voy a inventar peleas, no voy a mentir con el INDEC". Para lo último dejó una frase que sostuvo a los gritos y eufóricamente. "No voy a sacarle la ayuda a nadie. El Estado tiene que estar cerca de los que más los necesita", subrayó.

 

Macri de vio forzado a aclarar nuevamente su postura ante los subsidios estatales, como la AUH, porque desde el oficialismo dispararon en más de una oportunidad con la posibilidad de que el líder del PRO elimine esos subsidios, algo que en el búnker amarillo niegan a rotundamente.

 

Después de unos breves segundos de silencio, que alcanzaron para que desde la tribuna le griten elogios y hasta un "te amo", Macri le dijo a una mujer de la bandeja superior: "No estoy dispuesto a dejarte sola. Ni a vos, con la camiseta de Boca, muy bien". "Esto lo hacemos juntos", soltó como un grito de guerra.

 

Al finalizar, como hace reiteradamente, dedicó los últimos segundos de su discurso para alentar a su tropa. " El cambio es ahora. Vamos Córdoba, vamos Argentina", cerró Macri a los gritos.

 

Rápidamente, se soltaron globos celestes y blancos, se escuchó el tradicional "No me arrepiento de este amor", de Gilda, y para las 20.35 volaron papelitos de colores que inundaron el Orfeo y dieron punto final al acto y al cierre de campaña nacional de Cambiemos.

 

La referente de LLA en Santa Fe Romina Diez.
Martín Menem, junto al diputado Luis Picat e intendentes del Gran Córdoba.

También te puede interesar