X
Con comentarios como “dos iguales no hacen un hijo” o “aparato excretor no reproduce”, el candidato presidencial brasileño Levy Fidelix desató la furia en redes sociales y actos de protesta en su contra.
Redacción 30/09/2014 5:44

“Hay candidatos que no asumen eso por miedo a perder votos. Prefiero no tener esos votos, pero ser un padre, un abuelo que instruya a su nieto. No voy a estimular la unión homosexual”, dijo Fidelix durante un debate televisado el domingo, luego de ser consultado sobre el matrimonio igualitario.

Los temas de la homosexualidad y el aborto están entre los más polémicos en esta campaña electoral en Brasil, el país con más católicos del mundo, donde los evangélicos crecen a grandes pasos y cuentan con una poderosa bancada en el Congreso. Los principales candidatos -Dilma Rousseff, Marina Silva y Aecio Neves- los abordan por lo general con cautela.

La noche del lunes, Rousseff difundió en Twitter una foto suya participando de una reunión con representantes de la comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero).

“Las leyes en este país y las decisiones del Supremo Tribunal Federal, se cumplen. Y tenemos que cumplir esta que declaró que la unión estable entre personas del mismo sexo garantiza a las personas todos los derechos civiles, tales como la herencia, adopción y todos los demás”, comentó tras rechazar la homofobia y la discriminación.

También desde una cuenta de Twitter, Silva respondió una pregunta del actor estadounidense Mark Ruffalo,  quien le consultó si estaba a favor del matrimonio igualitario.

“Sí, como está en el programa, Marina apoya todos los derechos que emanan de la unión civil entre personas del mismo sexo”, dijeron sus voceros.

Durante una actividad de campaña, la candidata ecologista consideró que lo dicho por Fidelix “es inaceptable, debido a la completa intolerancia con la diversidad social y cultural que caracteriza a Brasil”.

Para Neves, en tanto, las afirmaciones de Fidelix son “sin sentido y equivocadas”, y reiteró que la “homofobia es un crimen, como cualquier tipo de discriminación”.

Fidelix, que no llega a 1% en las encuestas sobre intención de voto y es candidato del Partido Renovador Trabalhista (PRTB, de extrema derecha), pidió además que “esas personas que tienen esos problemas (la homosexualidad) reciban ayuda psicológica”. “Y bien lejos de nosotros, porque aquí no es posible”, disparó.

En Twitter, el hashtag #LevyVocêÉNojento (Levy eres asqueroso, en español) lideró la lista de los asuntos más comentados en Brasil con más de 15.000 comentarios en la red social desde las declaraciones el domingo.