Política

Macri, la primera apuesta fuerte de Eurnekian para las elecciones del 2015

Letra P.- Aeropuertos Argentina 2000 se transformó en el principal sponsor de la campaña presidencial del Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Comentarios reservados en la Bolsa de Comercio y la nueva incorporación de Galuccio.

En 2012 Mauricio Macri y Eduardo Eurnekian se reunieron para explorar la posibilidad de impulsar una nueva aerolínea comercial en Uruguay tras la quiebra de Pluna. El primero tiene participación en una compañía de jet privados Macair Jet y el segundo es el zar de los aeropuertos.

 

La idea quedó en eso, no prosperó, pero cuando hablaron de política el empresario pronóstico: “en 2015 no se te puede escapar, esta gente ya está de vuelta”. Cuentan los que conocen los pormenores de esa charla que en la televisión sin sonido más cercana se comentaban las repercusiones de la contraproducente visita de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner a la universidad de Harvard, en Boston, cuando los alumnos le hicieron pasar un mal rato.

 

Las conversaciones siguieron constantes hasta que la semana pasada se produjo un hito: Eurnekian se transformó en el principal aportante a la campaña presidencial de Mauricio Macri. El dueño de Aeropuertos Argentina 2000 estaría decidido a desembolsar alrededor de 70 millones de pesos en el sueño presidencial del jefe de gobierno de la ciudad. La ley no permite aportes de ese calibre pero, como se sabe, en el armado de una campaña presidencial eso es un detalle que se puede maquillar.

 

Se calcula que una campaña a la presidencia en Argentina, como la que imagina Macri, requiere de unos 900 millones de pesos en concepto de publicidad, prensa y el staff ejecutivo que en el PRO ya supera, solo en cantidad, los estándares típicos de una elección para la presidencia en Estados Unidos.

 

“Eurnekian nunca jugó tan fuerte para nadie”, dicen que se jactaba el martes por la noche, el lobbysta todo terreno Matteo Goretti. Es uno de los principales links del macrismo con el establishment y, aunque nadie quiera blanquearlo, se sabe que el politólogo italiano será el jefe de campaña de Horacio Rodríguez Larreta para la jefatura de la Ciudad siempre y cuando un volantazo no termine dándole ese lugar a Gabriela Michetti o a Martín Lousteau si finalmente se concreta una alianza con UNEN.

 

El empresario de origen armenio, se descuenta, no será el único sponsor gold de Macri entre los hombres de negocios. A medida que se dificulte la situación económica el mercado se inclinará cada vez más por ese proyecto. Esta semana, tras el acto en la Bolsa de Comercio, dicen que Adelmo Gabbi hizo un cálculo rápido y dijo que Macri podría terminar con el cepo cambiario mucho más rápido que Sergio Massa y Daniel Scioli por la cantidad de dólares que deberían ingresar al país con su programa económico.

 

Es una jugarreta de la realidad: Massa se muestra siempre rodeado por Roberto Lavagna, Martín Redrado y Carlos Peirano. Scioli no se despega de Mario Blejer. En cambio Macri, que por ahora no muestra especial predilección por ningún economista pro mercado, es quien más confianza parece transmitir a los mismos.

 

Y no siempre se requieren señales que cuestionen el presente. Macri habla mucho más de lo que admite con Carlos Fábrega y con Miguel Galuccio a quien llamó para felicitarlo por la incorporación a YPF de Nicolás Gadano, ex economista jefe de Repsol y con quien ha compartido extensas charlas en las tardes del jardín Botánico.

 

corrientes: vallejos, el alfil silencioso de valdes en el congreso que asumira en seguridad
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar