Política

Berni en la mira ante la represión de la protesta social

Letra P.- El Centro de Estudio Legales y Sociales (CELS) condenó “la represión de la Policía Federal y la Gendarmería a trabajadores y organizaciones sociales” que cortaron vías de circulación en reclamo de fuentes de trabajo y condiciones salariales. Críticas desde el kirchnerismo.

Para el organismo, la represión significó “un desplazamiento preocupante en la política de no represión de la protesta social”.

 

“En el operativo para desalojar a organizaciones sociales que apoyaban a los trabajadores de la autopartista Lear, había agentes de la Policía Federal que portaban sus armas reglamentarias”, denunció el CELS.

 

Además, señaló que en el desalojo de la Panamericana, la Gendarmería “disparó balas de goma con armas largas a los manifestantes y usó perros adiestrados, sin bozal”.

 

“Esta respuesta se dio en el marco de operativos caóticos en los que, como no hubo acordonamiento ni se desvió el tránsito, los vehículos circulaban entre corridas de manifestantes, gases y balas de goma”, se quejó el CELS, que preside el periodista Horacio Vertbisky.

 

Del mismo modo, reclamó que “es necesaria la presencia de interlocutores políticos que eviten el uso de la violencia”, en lugar de “la intervención directa y la represión por sobre una mediación política que pudiera gestionar el conflicto”.

 

“Es indispensable que se busquen soluciones políticas a los conflictos laborales y que el abordaje no violento de las protestas y manifestaciones sea defendido por todas las instituciones y el conjunto de la sociedad”, señaló.

 

“Desde 2003, esta política se basó en dos pilares fundamentales: la negociación a cargo de interlocutores civiles y la aplicación de principios de actuación que regulen los operativos de las fuerzas de seguridad”, recordó el CELS mediante un comunicado.

 

La entidad enfatizó que “entre los principios que apuntan a evitar el uso desmedido de la fuerza y sus consecuencias en la integridad física de los manifestantes está la prohibición de portar armas de fuego en los operativos” y que “tampoco está permitido el uso de balas de goma como herramienta para dispersar a los manifestantes”.

 

Pero el CELS advirtió que ” el desempeño de las fuerzas de seguridad no respetó sus principios y reglas de actuación”.

 

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, cargó contra las agrupaciones de Izquierda y sus diputados y sostuvo que no pueden “estar promocionando este tipo de piquetes, más allá de si su reclamo es legítimo o no”.

 

El diputado nacional por el Frente para la Victoria y líder de la JP Evita, Leonardo Grosso, criticó con dureza al secretario de Seguridad por haber reprimido en las últimas 48 horas los piquetes que realizaron trabajadores ferroviarios y el de los trabajadores de la autopartista.

 

A través de su cuenta de Twitter, el legislador mostró su indignación por los violentos desalojos de los cortes y acusó al funcionario de ser “funcional a la oposición”.

 

“Berni debería explicar por qué hace todo lo contrario a lo que hacía Néstor [Kirchner]. Es funcional a la oposición. Dos días de represión a obreros y los medios ‘progres’ no dicen nada”, escribió Grosso.

 

“Acá, en esta Argentina, no se reprime. Nosotros defendemos a los laburantes”, sostuvo el referente de la JP Evita.

 

Asimismo, desde el kirchnerismo legislativo consignaron la necesidad de una ley que regule las protestas luego de los incidentes. Jorge Landau, diputado del FpV, señaló que la Comisión de Asuntos Constitucionales retomará el tratamiento del tema porque “es indispensable” el proyecto para regularlas.

 

milei busco una foto con la familia militar en un desfile que lo relego a un segundo plano
Javier Milei y Victoria Villarruel, en verde oliva.

También te puede interesar