Política

Exigen que no se utilicen fondos públicos con fines electorales

El diputado provincial, Alfredo Lazzeretti (PS – FAP), presentó un Proyecto de Ley para regular el contenido, la contratación, y la distribución de la Publicidad Oficial de la provincia de Buenos Aires, así como establecer mecanismos de control en el uso de los recursos públicos destinados a tal fin. Además, promueve la distribución equitativa de la pauta entre los distintos medios, y que la misma se realice de manera transparente.

Al respecto, el legislador socialista, expresó: “El objetivo central de esta iniciativa es contar con una norma provincial que reglamente uno de los aspectos de la función pública como es la publicidad de los actos de gobierno. Tiene por objetivo evitar el mal uso de los escasos recursos públicos, solo con fines personales, encubiertos bajo la forma de publicidad de los actos de gobierno”.

 

Además, indicó: “Hoy, en nuestra provincia se confunde la publicidad de los actos de gobierno con la propaganda de los funcionarios y sus gestiones, lo que se hace con los recursos públicos con fines electorales. El Gobernador está utilizando los fondos provinciales para su campaña personal y como una ola inmensa que desborda la provincia, el color naranja de Scioli ha invadido a toda la administración pública bonaerense; su campaña para presidente usa el mismo color y no puede ser distinguida la publicidad personal de la institucional.”

 

 “Debemos agregar que en cada publicidad de actos, programas, obras, servicios y campañas aparece, además, el nombre del actual gobernador, llegando al extremo de que su nombre figura en las promociones de descuento de la tarjetas del Banco Provincia. Se está utilizando fondos de organismos descentralizados para financiar la propaganda oficial, como en el caso de la publicidad Buenos Aires más activa que nunca”, sostuvo Lazzeretti.

 

El Proyecto de Ley establece que la Publicidad Oficial no puede incluir el nombre, la voz, la imagen o cualquier elemento identificable del Gobernador, los Intendentes y cualquier funcionario del sector público bonaerense y de los municipios. Tampoco puede incluir  frases, símbolos, logos, color y cualquier otro elemento identificable o que induzca a confusión con partidos o agrupaciones políticas. Su finalidad principal no debe influir en la decisión electoral de la población, ni fomentar la imagen positiva de cualquier funcionario público o del partido o sector gobernante, o la impresión negativa de una persona, sector, organización, agrupación o partido político. La misma propone que se usen los colores propios de la bandera de la provincia (azul, verde, rojo y amarillo).

 

corrientes: vallejos, el alfil silencioso de valdes en el congreso que asumira en seguridad
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar