Política

Berni tiene sus Octubres en contra por la represión a las movilizaciones

Letra P.- La juventud y la mesa sindical del Movimiento Octubres se sumaron a los dichos del diputado Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, que había rechazado el uso de la fuerza contra los trabajadores de las automotrices. También apuntaron contras las empresas que “se beneficiaron” con el modelo K.

Otro sector del kirchnerismo salió a repudiar públicamente la represión que llevaron a adelante esta semana las fuerzas federales, comandadas por Sergio Berni, contra trabajadores en conflicto. La juventud y la mesa sindical del Movimiento Octubre emitieron un comunicado en el que expresaron sus diferencias con la metodología aplicada, y apelando a palabras de Néstor Kirchner. Así, se sumaron a las expresiones del diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso, quien apuntó hace pocos días contra el secretario de Seguridad.

 

“Nosotros, que somos parte, y legítimos hijos de los piquetes, de los cortes de ruta y de la lucha del Movimiento Obrero que enfrentó la ofensiva neoliberal de los 90’, repudiamos las represiones en torno a los conflictos sindicales recientes”, dice el comunicado del movimiento que forma parte del espacio Unidos y Organizados, brazo progresista del kirchnerismo, que nuclea a varias organizaciones sociales. El Movimiento Octubres está liderado por el diputado nacional Gastón Harispe.

 

Dentro del kirchnerismo son varios los actores políticos que miran con descontento la represión ordenada contra los trabajadores de la autopartista Lear y los talleres ferroviarios Emfer. Las organizaciones sociales, principalmente, son las que sostienen que no pueden dejar de marcar decisiones internas contras las que están “absolutamente en desacuerdo”. Para eso, apelan a la memoria del propio Gobierno, al mencionar que la política de la Rosada, desde 2003 en adelante, fue la de no reprimir la protesta social. “Algunos creen que a los que se quedan fuera del sistema, hay que golpearlos. ¿Dónde está el marco de contención? Cuando se quejan, reclamándole al ministerio del Interior represión y piden mandar la gendarmería con una perversidad absoluta, en vez de buscar el porqué del problema y su solución’’, cita el comunicado las palabras de Kirchner, en una entrevista en el año 1997.

 

“Estamos convencidos de que detrás de toda necesidad hay un derecho y de que las políticas llevadas a cabo por nuestro gobierno nacional y popular, de inclusión y justicia social, son la mejor herramienta para destrabar los reclamos y construir una patria para todos”, dice el texto. Según los dirigentes del movimiento, sin embargo, la discusión sobre la represión a los trabajadores corrió el eje de la discusión, tornando invisible la problemática del sector de las empresas automotrices y metal mecánicas ferroviarias, que “tuvieron ganancias históricas en el marco de las políticas de desarrollo impulsadas por este gobierno” y ahora se “desentienden de la mano de obra y los puestos de trabajo”, “ante los flujos estacionales del mercado”.

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar