Política

Scioli prevé fuerte endeudamiento y 45 mil nuevos puestos de trabajos

Letra P.- Con resistencias, el proyecto de Presupuesto y Ley Impositiva 2015 impulsado por el Gobierno bonaerense ingresó a la Legislatura. La oposición y el sector agropecuario miran con recelo la iniciativa.

Con un gasto total por 246.207.403.229 pesos y un superávit fiscal de 78,5 millones, el sciolismo presentó la Ley Impositiva que prevé incrementos del 30% en el Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural, con excepciones para los campos inundados.

 

El Gobierno de Daniel Scioli destinará 23.442 millones de pesos para el ministerio de Seguridad, plantea una suba en el presupuesto de Justicia en un 63% y dispone la incorporación de 45.920 nuevos cargos en la gestión pública, 25 mil de los cuales serán destinados a nuevos policías.

 

En la toma de deuda, el Ejecutivo solicita permisos para tomar créditos por 20 mil millones de pesos y 622 millones de dólares. Además, la iniciativa lo autoriza a condonar a los municipios intereses de deuda acumuladas al 31 de diciembre de 2014.

 

La presentación del Presupuesto y la Ley Impositiva 2015 tiene sus críticas por la toma de deuda y la suba del Inmobiliario Rural.

 

El Ejecutivo prevé aumentar un 10,5 por ciento las valuaciones fiscales de las viviendas y llevar la base imponible del 85 al 100 por ciento, algo que alcanza a las valuaciones de la tierra de los countries o barrios cerrados, como a terrenos baldíos. En cuanto al Inmobiliario Rural, se prevé un incremento del coeficiente de ajuste de la base imponible de 0,50 a 0,65.

 

Del mismo modo, dispone que las partidas declaradas en Emergencia por las inundaciones de este año paguen solo el 50 por ciento del valor actual del impuesto, mientras que aquellas en estado de desastre quedarán eximidas del pago durante el 2015.

 

También habrá ajustes en algunos ítems del Impuesto a los Ingresos Brutos, con el incremento de la alícuota de Taxi aéreo del 1,5 al 3,5 por ciento, la disminución de la alícuota al transporte escolar y la eliminación de la exención a la compra de combustibles por parte de aeronaves y embarcaciones.

 

Por último, pretende gravar con el Impuesto de Sellos a la venta o cesión de deportistas profesionales. La medida establece una alícuota del 1,8 por ciento y recaería sobre empresarios y grupos inversores, pero quedarían exceptuados los clubes y asociaciones sin fines de lucro.

 

Encuesta nacional: las provincias le piden a Javier Milei que salga de la burbuja y recorra el país
Guillermo Francos. 

También te puede interesar