Política

Mussi y Curto observan de reojo la candidatura de Scioli 2015

Son momentos importantes para la provincia de Buenos Aires. Con la costa atlántica y el conurbano repletos de pintadas con la leyenda que impulsa a Daniel Scioli como presidente, algunos intendentes de los distritos más populares piden mesura y acompañamiento al gobierno nacional, para que el 2014 sea el escenario ideal para el cierre de candidaturas. “No hay que apurarse, debemos trabajar para que la Nación tenga el mejor año posible”, advierten.

Cuando los problemas de abastecimiento energético se multiplicaron por diferentes zonas del gran Buenos Aires, y la bronca de los vecinos se reflejaba  en cada manifestación, los intendentes de cada distrito soportaron el cierre de un año más que complejo, sumado a (en algunos casos) una dura derrota electoral, además de un importante cambio de piezas en la estructura básica del oficialismo.

 

Pero la vida política continuó intensa en las coquetas playas bonaerenses, que se empapelaron de mensajes a favor de uno u otro “presidenciable”. Algo parecido se reproduce en el conurbano, territorio vital para cualquiera que intente proyectar los votos de la Provincia para ganarse el cargo político más importante a nivel nacional.

 

“El país va a avanzar y andar bien, pero necesitamos el apoyo de todos los argentinos. Algunos sectores, en vez de ir para adelante, van para atrás”, le reconoce a Letra P el intendente de Tres de Febrero, y un histórico del PJ, Hugo Curto. Las palabras del mandatario tienen como objetivo reflejar lo que sucede a diario, cuando se emiten importantes comunicados desde el gobierno nacional, cuestionado desde varios sectores.

 

“Parece que se ensañaron en crear problemas. Están buscando llevar el dólar lo más arriba posible. Hay que apoyar y dar una mano, porque solo, al gobierno nacional, le va a costar mucho”, sostiene Curto, antes de recordad la influencia que debe tener el Partido Justicialista bonaerenses en la elección del próximo candidato oficial.

 

“Tiene una gran importancia porque le dará lugar a la organización del peronismo nacional y, obviamente, por ser la provincia más grande, tendrá una gran repercusión. Llegará el momento en que el PJ, al que hemos organizado,  tendrá un papel protagonista. Somos el único partido político que eligió su presidente y lo bancó hasta que terminó su mandato”, indica el dirigente de la primera, quien también es más que crítico con los armadores de la campaña que impulsa al gobernador Daniel Scioli como “presidenciable”.

 

“Se equivocan. Falta mucho todavía, no es el tiempo para eso. Hay que esperar que las cosas se estabilicen un poco más. Repito, es fundamental acompañar al gobierno nacional y así pensar en esas cuestiones para hablar de candidaturas más adelante: faltan dos años, y eso es mucho”, dice el caudillo de Tres de Febrero.

 

Las palabras de un experimentado en la rosca justicialista se reproducen en otra generación de dirigentes, que mantiene la hegemonía en un territorio clave.

 

La zona sur, siempre K    

 

La familia Mussi, con mucho respaldo de la Casa Rosada, mantiene su estructura en Berazategui a pesar de que en la zona sur del conurbano el sciolismo (o algunos aliados) tiene actores de peso. Por eso, Juan Patricio Mussi, el intendente de esa ciudad, y en declaraciones a Letra P, justifica las intenciones del Gobernador, pero marca distancia de sus aspiraciones presidenciables.

 

Daniel Scioli tiene todo sus derecho a ser candidato, pero lo importante es que siga trabajando por la provincia de Buenos Aires. Lo veo gestionando, y no haciendo reuniones políticas, pero él ya dijo que va a ser uno de los candidatos del Frente Para la Victoria”, aclara el hijo del ahora legislador bonaerense, que no duda en marcar, sobre cualquier cosa, su fidelidad a Cristina Fernández de Kirchner.

 

“Tanto mi padre como yo no sacaremos los pies del plato. Vamos a acompañar al mejor candidato que tenga el PJ para el 2015, pero para eso falta muchísimo, hay que transitar demasiado”, insiste el jefe comunal de la tercera, antes de reconocer que su único líder “es la Presidenta”.

 

Los dichos de los mandatarios calientan lo que será el inicio de los acuerdos en territorios importantes para la Provincia, que a través de algunos enviados lanzan en cada punto el mensaje color naranja y condiciona a varios sectores del peronismo más profundo.

 

Marcelo Rucci
Ignacio Torres y Facundo Ball.

También te puede interesar