Política

“Los tiempos se agotaron” entre De Narváez y el PRO

En entrevista con el portal marplatense 0223, el diputado nacional Francisco De Narváez le cerró la puerta a Mauricio Macri para negociar en las legislativas y le pegó al intendente Gustavo Pulti.

Por Guillermo Contreras (*).

 

- Ya entramos en la recta final para las elecciones. ¿Finalmente podrá acordar con el Pro?

 

 -Hemos hecho un enorme esfuerzo. Yo he ido personalmente a verlo a Mauricio a pedirle que lleguemos a un acuerdo razonable para todos. Y representando lo que la gente quiere, que es vernos unidos y trabajando precisamente en una clara y categórica decisión de ponerle un límite a la señora Presidente “ahora”. En esta elección, los tiempos se agotaron.

 

-¿Entonces está dicha la última palabra?

 

-Los tiempos se agotaron.

 

-El panorama político comienza a ordenarse. El radicalismo, el FAP y la Coalición Cívica se aliaron. ¿Cómo ve ese acuerdo?

 

-Me parece bien. Me parece que se están ordenando las opciones para la gente. Si hay una opción, yo diría, que expresa la centroizquierda. Que respeto y que valoro muchas de sus iniciativas y propuestas. Nosotros tenemos una visión más de centro, diría yo. Pero en realidad la centroizquierda o la centroderecha es un concepto antiguo. Los países avanzan o retroceden. Yo siento que hoy los argentinos estamos retrocediendo.

 

-¿Usted qué propone?

 

-Nosotros queremos ir para adelante. Reconocer que en el pasado ha habido aciertos y desaciertos. Aprender de unos y corregir los otros. Y plantear el futuro. Cómo lo estamos haciendo aquí en Mar del Plata con Emiliano Giri. Planteando una Mar del Plata distinta. Que reconoce sus problemas pero que también propone soluciones y está decidido a hacerlo. La política va a volver a ser creíble en la manera que resolvamos los problemas de la gente. Que digamos grandes frases no sirve. La gente quiere volver a vivir normalmente. Que en la escuela los pibes se eduquen, que no tengan que estar tomadas porque no hay vidrios, calefacción o tizas o pizarrones. Que puedas estar en tu casa tranquilo. Que no tengas miedo de salir. Que haya un laburo. Que te paguen un sueldo que te alcance la guita. Que no tengas que tener un trabajo precario. Que si tenés un problema de dragado que genera desempleo, que dragues el puerto. Que la dársena sur comience a ser una vía de trabajo y no un impedimento para que haya trabajo en Mar del Plata, por citar un ejemplo. Una Mar del Plata de 365 meses. Esa es la política que siente Emiliano, que siento yo, que siente “Pepe” Scioli y muchos otros que componen este espacio. Resolverle los problemas a la gente de verdad.

 

-¿A casi 4 años de haberle ganado a Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires, qué balance hace?

 

-Como todo balance tiene aciertos y desaciertos. El acierto fue haber entendido lo que los ciudadanos querían manifestar en ese momento y recibimos un enorme mandato que no cumplimos cabalmente que era cambiarle el ánimo y la dirección a la política nacional. Desperdiciamos ese apoyo de la gente. Y de eso aprendí, del error. Y es lo que estamos ahora corrigiendo. Vamos a ganar la elección. Vamos a ponerle un límite a la señora Presidenta. Vamos a asumir la presidencia de la Cámara de Diputados -no lo digo en nombre personal-. Y le vamos a poner al Congreso un equilibrio, un balance donde haya debate serio de la agenda de los problemas de los argentinos. Muchísimos proyectos de distintas fuerzas políticas solamente se tratan si la señora Presidenta dice que se traten de forma expresa. Como es reformar la justicia o la “democratización” de la justicia. Una palabra que todos sabemos que no tiene nada que ver con la libre expresión ni con la independencia de la justicia. Ese Congreso es el que va a darle equilibrio en estos dos últimos años de la señora Presidenta.

 

-¿Cuáles cree que son los puntos débiles de este modelo de país?

 

 -La realidad no se la puede ocultar, no se puede tapar el sol con la mano. ¿Hay inflación? Sí. Y ellos dicen que no hay inflación. ¿Y entonces para qué controlan precios o dicen que sacan a La Cámpora o La Kolina a controlar los precios? Si hay inflación tratemos de ver qué hace Uruguay o Paraguay para crecer sin inflación. Si hay un problema hay que resolverlo. Lo que no podés hacer es mentir o negarlo. ¿Hay inseguridad? En Mar del Plata no tengo que hacer esa pregunta. No puedo decir que no hay. Entonces tengo que tener una política nacional coherente con la provincia para erradicar de nuestras calles la droga, las armas ilegales, volver a dar contención, un espacio dónde nuestros jóvenes puedan además tener una condición de progreso, de estudio, de trabajo. De volver a dar una certeza de que podés salir de tu casa o estar en tu casa seguro. Entonces la realidad golpea a este modelo. No es un problema de la política. Es un problema de la realidad. Y contra la realidad lo único que puede hacer uno es asumirla y modificarla. Pero primero reconociendo que hay problemas y hay soluciones.

 

- ¿Qué opinión le merece la política de seguridad del gobierno de Daniel Scioli? 

 

- Yo tengo una enorme diferencia con el gobernador Scioli en cuanto a la política de seguridad. Pero también la tengo con la señora Presidenta. ¿Se puede resolver el problema? La respuesta es sí. Pero tiene que haber decisión política. Cómo ha sucedido en otros países. Tenemos presentado desde el 2007 un programa nacional de coordinación de las fuerzas de seguridad, la justicia penal y el sistema carcelario. No hay una decisión que resuelve todo el problema. Es una decisión conjunta, coordinada. Con recursos económicos pero con decisión política. Con acción y con control de resultados. Y con responsables. Los problemas tienen que tener nombre y apellido sino no los resuelve nadie. Porque son de todos. A partir de ese momento comenzamos a tener una política integral y coordinada de seguridad nacional. Hoy la ventaja la tiene el delincuente. La policía de la provincia de Buenos Aires no se comunica con la Policía Federal. La Gendarmería va por otro camino. Estuvo presente en Mar del Plata y la retiraron. Mar del Plata hoy es un paseo de drogas, de armas ilegales y es un paseo de falta de policía. No puede ser la discusión si hay 5 litros de gasoil o no por patrullero, que lo terminan mangueando a los vecinos para ver si la ponen en una cuota a la cooperativa para que funcione el patrullero. La seguridad es un derecho del ciudadano. Tiene que ser una garantía que tiene que dar el Estado.

 

-¿Y cómo se logra?

 

-Para eso hay que tratar en un debate y en una decisión pronta, imitar lo que han hecho en otros países y empezar a revertir este problema porque nos están ganando los delincuentes por goleada. Nos cuestan vidas todos los días. Mar del Plata es la primera ciudad en la provincia de Buenos Aires en términos de inseguridad. Es un título que nadie quiere tener. Y lo tenemos acá. No se trata del Operativo Sol o de cómo se llame. Acá lo que hay que hacer es trabajar en forma conjunta. Y tener una decisión política. Ni la señora Presidenta, ni el gobernador Scioli han tomado esa decisión. Yo la tengo.

 

-Usted habla de que hay  leyes “duras” pero al momento de aplicarlas dice que son “blandas”. ¿A qué se refiere?

 

- Ni duras ni blandas. Hay leyes. Por ejemplo ayer se dio un avance –y lo reconozco- del Gobernador, para que no haya excarcelación a una persona con antecedentes que se la encuentra con un arma ilegal. Tenía derecho a ser excarcelado. Me parece que eso no es un derecho, me parece que hay que proteger al ciudadano de ley y que quiere que la ley se cumpla. Me pregunto yo: el Estado detiene a una persona en una situación sospechosa. Esa persona tiene antecedentes y está con un arma ilegal. Me parece que tiene que ser privado de su libertad, hasta que se puedan averiguar sus antecedentes. Entonces había un fallo contrario de la Corte Suprema que gracias a Dios ayer en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires fue aprobada la ley. Entonces tenemos que avanzar con una mejor legislación. No es que las leyes son duras o blandas. Las leyes son las leyes. Lo que yo creo es poner las leyes a favor del ciudadano que cumple la ley y tiene el derecho de vivir seguro. Y esto es lo que nosotros necesitamos. Y que se cumpla. Y si alguien es detenido en una condición de sospecha, que tenga tiempo la justicia y las fuerzas de seguridad para averiguar antecedentes y no volverlo a poner en libertad.

 

-En Mar del Plata se quiso implementar y se puso a decisión de la población la creación de una policía municipal…

 

- No, lo que quería hacer el Intendente es una acción preelectoral para ver si podía recuperar la confianza de la gente. No le preocupa la seguridad. Tendría que hacer muchas más cosas que un plebiscito, que claramente tenía visos de ilegalidad.

 

(*) Periodista 0223.com.ar

 

El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto.

También te puede interesar