Política

Carossi pierde poder en su distrito y gana enemigos en la Segunda Sección

Esta semana asumieron los nuevos concejales y consejeros escolares de Baradero ante el intendente Aldo Carossi. La nueva composición del Concejo Deliberante será una parada difícil para el jefe comunal. El Bloque del FPCyS tendrá 6 bancas y es la primera minoría; mientras que el FpV será segunda minoría con cuatro ediles y uno que coquetea con el massismo. Además algunos intendentes de su región quedaron con una espina en el ojo ante el manejo de Carossi a la hora de definir los lugares para la elección en el PJ del próximo domingo.

No es el año de Carossi. En las elecciones legislativas, el FpV pudo apenas ingresar 3 concejales; al igual que el FPCyS y el Frente Renovador Peronista. De esta manera y por cómo venía el cuerpo deliberativo, el oficialismo perdió la presidencia del concejo deliberante. Así, la saliente diputada provincial, Fernanda Antonijevic será presidenta del concejo y ya se posiciona para pelearle en 2015 la intendencia.

 

Con el nuevo esquema quien oficia de péndulo y tendrá un rol clave será el bloque del Frente Renovador Peronista. El massismo tiene dos bloques; por un lado 3 ediles del FRP (Juan Domingo Morales, quien además es el vicepresidente primero del Concejo; Bruno Di Pascua y Adriana Alonso) y por el otro lo que hasta el momento es un monobloque conducido por Fernando Bogado, un ex lilito que llegó de la mano del massismo. La particularidad es que a Bogado se le podría sumar otro aliado. Se trata de Leonardo Peris quien actualmente forma parte del FpV pero mantiene conversaciones con el Frente Renovador, con lo cual podría armar su monobloque.

 

Así las cosas, con 6 concejales el FPCyS esperará que Carossi “pise el palito”. Por lo pronto ya se descarta que una catarata de pedidos de informes vayan a parar a la oficina del intendente. Si éste no puede negociar con el FR ciertos acuerdos para transitar los dos años que le quedan al frente del municipio en tranquilidad deberá responder varias veces ante los concejales.

 

El enojo en la Segunda

 

Pero los disgustos del Jefe Comunal no se agotan en la nueva composición del concejo deliberante. Sucede que sus intendentes vecinos lo miran con malos ojos. Carossi trazó una serie de acuerdos con sus pares de la Segunda Sección para pelear un lugar como consejero seccional del PJ. A ese lugar también querían llegar el intendente de Capitán Sarmiento, Oscar Ostoich; de Colón, Ricardo Casi; de Arrecifes, Daniel Bolinaga; San Antonio de Areco, Francisco Paco Durañona e Ismael Passaglia, San Nicolás. A la hora de la definición Carossi no habría respetado el acuerdo y buscó su propio camino.

 

Finalmente por su poder de muñeca pudo entrar en el segundo lugar de las listas; aunque dejando de lado los acuerdos que se habían pactado con anterioridad. En el medio se metió la interna de histórica de San Nicolás, entre Passaglia y Díaz Bancalari; ambos presentaron listas y después de una dura negociación acordaron que los dos formarían parte y se les sumarían el Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y el propio Carossi.

 

Puntualmente son dos los intendentes que están furiosos -puertas adentro- con el baraderense. Ellos son Durañona y Ostoich; aunque también se le suman los diputados provinciales, Manuel Elías; cercano a Julián Domínguez y Graciela Rego.

 

De esta manera, Carossi no sólo tiene un Concejo desfavorable en su propio distrito sino que también acumuló el enojo de otros intendentes del FpV que quedaron desconformes con el accionar del intendente de Baradero.

 

Guillermo Francos junto a su segundo, Lisandro Catalán, el funcionario del Gobierno que pidió eliminar las PASO. 
Elecciones 2025: además de los comicios legislativos nacionales, 13 provincias renovarán sus Legislaturas. 

También te puede interesar