Política

El sueño que no fue

Nadie pude negar que si ayer Tigre salía campeón, su consagración hubiese coronado una campaña meteórica , en la que a priori  salvarse del descenso parecía un objetivo muy complicado.

En los días previos  a la definición, su mediático ex presidente, Sergio Massa, se llamó al silencio. Muchos podían imaginar la entrada triunfal del intendente de Tigre, consagrando al equipo que presidió por varios años , con una copa lograda de manera heroica y con la simpatía del resto de los hinchas del fútbol argentino que en su mayoría ayer simpatizaban  por el “matador”. Una imagen nada despreciable para un dirigente con claras aspiraciones a la gobernación en 2015 y que conoce mejor que nadie el juego mediático.

 

Pero nada de eso paso. Tigre logró un empate que lo ubicó como subcampeón salvándose de jugar la promoción y del descenso directo. Ante este escenario Massa, hizo apenas algunas declaraciones donde destacó que el objetivo estaba conseguido, porque desde el inicio de la temporada , esa era la única meta a la que podía aspirar el primer equipo.

 

Así las cosas la ambición de la gloria en el estadio de Victoria se esfumó rápidamente para el plantel de Tigre, con el triunfo de Arsenal ante Belgrano, como también se frustró para Massa el sueño de mostrarse como un dirigente que no para de acumular triunfos incluso en el ámbito deportivo.

 

Papa Francisco y la doctrina de Javier Milei
Martín Llaryora está como quiere: en el centro de la escena y en el marco del diálogo con Javier Milei. 

También te puede interesar