Política

Haz lo que yo digo ¿y lo que yo hago?

La sesión en la Cámara baja bonaerense finalmente le puso el punto final a una novela que había dado inicio desde hacía casi 1 mes. Primero fueron los bochornosos episodios de violencia en las inmediaciones de la Legislatura, con gente del campo y militantes de La Cámpora; luego con amagues de quórum de los propios legisladores, alianzas, estrategias, llamados y demás.

Hace 2 semanas, cuando el FPV estaba desesperado buscando diputados opositores que bajen al recinto y acompañen la medida, todos los bloques se unían en la postura de no bajar, de no transar con el oficialismo, y por ende, dejar inconcluso el tratamiento.

 

En los pasillos de la Legislatura el discurso opositor era uno solo: “no vamos a hacerle el juego al kirchnerismo”. Nadie quería bajar ni dar la cara, “para no quedar pegados”, aseguraban. Entonces, todos coincidían en sostener esa posición. Durante 2 días se cayó la sesión.

 

Hoy, 2 semanas después, las cosas cambiaron. Tal es así que la Reforma es Ley. ¿Pero qué pasó en el medio? El Gobernador decretó el revalúo, no se tuvo que discutir, y entonces eso habilitó a que absolutamente todos los bloques opositores bajen al recinto. Entonces, desde ya hubo quórum.

 

Y bueno, después, lo que todos ya saben: esta vez el FPV sí logró el acompañamiento que antes se le había negado rotundamente. El FAP y el Pro-Peronismo (junto con Nuevo Encuentro) finalmente terminaron levantando la mano, votando positivamente por el endeudamiento.

 

Fueron en total 64 votos positivos contra 27 negativos. Hoy, el panorama fue muy distinto al de hace 2 semanas, en todo sentido.

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar