SEMANA SANTA FE

La calculadora de Omar Perotti en Diputados

El gobernador lidera la lista legislativa y se vale de una oposición dispersa. En la pelea por la gobernación, Lewandowski enfrenta a un no peronismo ordenado.

No todo es lineal en política, pero una comparación sirve para hacer una lectura. Santa Fe, por ejemplo, no es la misma provincia de hace cuatro años atrás en términos políticos. Al desaparecer el escenario de tercios que regía, ahora el análisis arranca diferente. Lo que estaba desunido entre Cambiemos y el Frente Progresista ahora se juntó. Así como la unidad del arco opositor perjudica al peronismo, al gobernador Omar Perotti, que se concentrará en la categoría legislativa, lo beneficia la diáspora del no peronismo.

Fue el plan perfecto el que trazó el PJ para volver a gobernar la provincia en 2019. Suma de factores a saber: desgaste del progresismo, unidad con PASO ordenada, buen candidato, en línea con una sociedad nacional (Fernández – Fernández) supuestamente infranqueable. El viento a favor derivó en la victoria, lo que vino después es historia.

Al peronismo, y a Perotti, también lo favoreció el tercio. El rafaelino le ganó 40 a 36 al socialista Antonio Bonfatti y se valió de alguna manera de los 19 puntos que sacó el por entonces macrista José Corral. El punto central es que, ahora, los 19 están junto a aquellos 36.

No es lineal el asunto. El frente Unidos no arranca con un piso de 55 puntos, pero sí es verdad que el voto de Bonfatti, más el de Corral, tenía un componente de alta dosis de no peronismo en sangre. Y, como se sabe, por fuera de la nueva alianza santafesina no hay un tercio. Javier Milei decidió no competir en Santa Fe.

Ordenar y asemejar su performance a la de Perotti en 2019 será tarea de Marcelo Lewandowski, Marcos Cleri, Leandro Busatto y Eduardo Toniolli, que comen en distintas peceras. El senador arranca con ventaja, con encuestas que lo ponen por encima del resto y con la particularidad de comer por dentro y fuera del peronismo. Ahora sí, no puede contar con el Frente de Todos. Mientras más lejos mejor del armado nacional.

Gane quien gane en Juntos Avancemos, ahora será mano a mano contra el ganador o la ganadora de la interna de Unidos. Peronismo versus no peronismo, no es otra cosa que eso. Se podrán plantear discursos propositivos, agendas innovadoras y disruptivas, pero la elección de Santa Fe dirime una de dos.

Perotti, sin embargo, más interesado en ganar en Diputados que vencer a gobernador, tiene otro escenario. Un mapa que le sirve, a su vez, para paliar sus falencias, sobre todo en Rosario y alrededores, donde su imagen y la de la gestión que encabeza están en niveles muy pobres, reconocido en el propio gobierno.

https://twitter.com/Letra_P/status/1657375505824329734

Perotti, a diferencia de eventualmente Lewandowski, no va al mano a mano contra el no peronismo. Si sortea la competencia interna de julio, el gobernador irá camino a enfrentar a quien gane las PASO de Unidos, pero hay otras figuras que obligar a partir la torta del análisis en más porciones.

La interna de Unidos en Diputados es sumamente competitiva porque nuclea a Corral (excandidato a gobernador), a Antonio Bonfatti (exgobernador), a la diputada provincial Clara García y al senador Dionisio Scarpin. Es de esperar que quien venza cuente con el apoyo de toda la alianza para tratar de doblegar a Perotti en septiembre.

Pero también competirán en la categoría, y sin disputa interna, la actual legisladora provincial Amalia Granata, que no cerró con Milei, pero jugará en la franja libertaria; el también diputado Carlos Del Frade, referente de la izquierda, y su par Rubén Giustiniani, con quien intentó sellar un acuerdo, pero no lo logró y cada uno armó su lista.

Con Granata, Del Frade y Giustiniani en cancha, no hay bipartidismo posible. En 2019, entre los tres (cada cual por su frente) sacaron más de 25 puntos. La conductora arañó los 17, el periodista estuvo cerca de los 6 y el socialista de los 5.

Para 2023, el trío tiene garantizada su banca. De mínima. Es de esperar que el rendimiento de las tres personas se asemeje al que tuvieron en 2019. Eso, indefectiblemente, beneficia a Perotti, porque la oposición se partirá en varios pedazos. Hay mucho de matemática y nada de linealidad, pero el antecedente es válido para el análisis. Lo que Perotti pierde por su rechazo en Rosario, lo recuperaría por un lado por su andar en el centro norte, pero también por la división del no peronismo en la categoría legislativa.

La vicegobernadora de Santa Fe y ex jueza penal Alejandra Rodenas.
perotti se salio con la suya

Las Más Leídas

También te puede interesar