ELECCIONES 2023

Sergio Massa en Entre Ríos: caravana, selfies, baile, truco y acordeón con Bahl

El peronismo de Concordia desplegó todo su dispositivo para recibir al candidato de Unión por la Patria. Confianza ciega en el ministro para el 22-O.

Tras el intensísimo jueves que tuvo en Concordia, es muy probable que Sergio Massa haya dejado la ciudad con una certeza: todo el peronismo de Entre Ríos confía en él para una victoria el 22 de octubre. El candidato de Unión por la Patria (UxP) se llevó de esta ciudad abrazos de la gente, selfies, cartas y hasta bailes y toques de acordeón.

Todo, de la mano del candidato a gobernador que lo acompaña en la boleta, Adán Bahl, y su vice, Claudia Monjo. El que puso el operativo al servicio del ministro fue su amigo, el gobernador Gustavo Bordet. La logística estuvo a cargo del intendente anfitrión, Enrique Cresto, y en las calles a la mística peronista la aportaron los recursos del candidato local Armando Gay, junto a su compañera de fórmula Mireya López Bernis. Pero el protagonismo fue todo del candidato de UxP.

El mensaje de los locales a Massa fue claro: cuente con el peronismo entrerriano. El recibimiento de la militancia, que lo esperaba al costado de las calles, fue el primer contacto con la gente. Una caravana lo llevó por algunos barrios donde el ministro compartió mates, recibió cartas y se sacó selfies desde arriba del camión que lo transportaba junto al resto de la comitiva. Al tour se subieron también el titular de la Aduana y su principal hombre de confianza, Guillermo Michel -también candidato a diputado-, y los legisladores Marcelo Casaretto y Tomás Ledesma. Acompañaron la candidata a diputada provincial y esposa del gobernador, Mariel Ávila, y la candidata a senadora departamental, Mayda Cresto.

Massa estaba exultante. “Concordia nos va a acompañar el 22”, le aseguró a Letra P cuando arribó a la ciudad. “Estamos muy tranquilos. Le vamos a dar la victoria a Massa, a Bahl y a Gay”, agregó Bordet, quien secundó en todo momento al candidato presidencial.

La tranquilidad del gobernador descansa en las últimas encuestas que manejan en el equipo de campaña de Massa. En algunos casos, las mediciones lo ubican llegando a los 40 puntos en la ciudad, lo que significaría un crecimiento importante respecto de las PASO, cuando fue el candidato más votado aquí y también en la provincia. A esa diferencia es a la que apuestan los locales, tendiéndole la alfombra roja al ministro.

En el entorno de Bahl tienen números que coinciden y reconocen que el “arrastre” desde arriba es lo que puede hacer la diferencia sobre el candidato opositor, Rogelio Frigerio, de Juntos por el Cambio. A pesar de los sondeos que le muestran un escenario de paridad, reconocen que el 22-O “todo puede pasar”. “Una muestra de que estamos muy cerca de ganar es la actitud del candidato opositor, que parece haber perdido su norte. Está como desangelado”, le dijo a este medio el gobernador durante la caravana, mientras conversaba con Massa, Bahl y Gay. Frigerio comenzó la campaña con una ventaja favorable que por momentos arañó los 20 puntos de diferencia y que ahora se achicó a siete o menos, según quién haga la medición.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fmpcasaretto%2Fstatus%2F1712572581738356909&partner=&hide_thread=false

Ante un auditorio de productores, comerciantes y referentes de instituciones académicas, Massa brindó un discurso que se enfocó en compartir variables de crecimiento para la Argentina del 2024. “Gane quien gane, el país el año que viene va a crecer”, les dijo. Les mostró “un proyecto de país” y exhibió logros como el aumento de las exportaciones a Chile, el gasoducto Néstor Kirchner y su impacto en la balanza energética. “El mundo va a necesitar lo que tenemos y nosotros necesitamos cuidar lo que tenemos. Ese es el país que quiero gobernar”, aseguró, y logró el aplauso del auditorio. “La discusión de esta elección es quién tiene la capacidad de darle a Argentina un proyecto a 10 años”, cerró.

A los jubilados y jubiladas que lo esperaban en una plaza del centro de la ciudad, Massa les volvió a pedir que “hablen con sus nietos”, ante el avance del “factor Milei”. Con ellos se mostró más distendido, bailó, jugó al truco, y hasta se animó a tararear junto a Bahl una versión del chamamé Kilómetro 11 que el candidato a gobernador improvisó en su acordeón.

La jornada terminó con un acto militante para más de tres mil personas en donde los locales mostraron unidad y alineación con la propuesta nacional. Massa les pidió que lo ayuden a “dar vuelta la página, aprendiendo de los errores, para comenzar una nueva etapa”. “Hagámoslo abrazados a la esperanza de poder construir un país fuerte y sólido”, les pidió.

Sergio Massa y Gustavo Bordet cultivan un muy buen vínculo político.
Javier Milei aseguró que LLA hizo un gran trabajo, pese a la campaña del miedo.

También te puede interesar