LA MUERTE DEL MANIFESTANTE

Represión y muerte en el Obelisco: la Policía de la Ciudad, bajo la lupa

Según fuentes policiales, los manifestantes habrían querido incendiar una urna, lo que produjo la intervención de la fuerza porteña y la detención de cuatro personas. Una de ellas falleció. Denuncian que lo asfixiaron.

Una protesta de las organizaciones Votamos Luchar y Rebelión Popular en el Obelisco derivó en un enfrentamiento con la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y tuvo como resultado la detención de cuatro personas, una de las cuales falleció producto de una descompensación después de ser reducido por personal de seguridad. A pesar de los intentos por reanimarlo, el hombre identificado como Facundo Molares, murió minutos después en el hospital, según informaron fuentes oficiales. Desde el Movimiento Teresa Rodríguez acusan que fue asfixiado por efectivos policiales al momento de su detención, momento que fue registrado en un video.

Según fuentes policiales, los manifestantes habrían querido incendiar una urna, por lo que la policía metropolitana intervino y detuvo cuatro personas, entre ellas Molares, un periodista y militante que debió ser asistido por el SAME y fue trasladado al hospital producto de una descompensación. Tras varios minutos donde intentaron reanimarlo, perdió la vida en el nosocomio.

Según indicaron las agrupaciones, "realizaban un acto contra la farsa electoral y por la democracia del pueblo, cuando la Policía arremetió contra los manifestantes hiriendo gravemente a uno de ellos y reteniendo a otros".

El comunicado oficial del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó que el hombre "falleció de un paro cardíaco". Entre los detalles del informe, advirtieron que "el SAME se reportó, trató de reanimarlo y lo trasladaron hasta un hospital en Ramos Mejía donde, durante más de media hora, se le hicieron maniobras de reanimación hasta que se constató el fallecimiento". Las causas del paro cardíaco fueron "producto de factores de riesgo".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FCELS_Argentina%2Fstatus%2F1689759370513412098%3Fs%3D20&partner=&hide_thread=false

En el hospital de Ramos Mejía, el médico y amigo del fallecido aseguró que Molares "estaba perfecto" y pidió "que los médicos digan la verdad". "Hablé hoy a la mañana con él y estaba bien. Los factores de riesgo que dicen son los mimos que desestimaron en la cárcel de Ezeiza para liberarlo. Ahí está todo su historial clínico. Estuvo preso porque ser militante acá tiene su costo y nadie sale gratis de pelear contra el imperio".

En tanto, Delia, compañera de Facundo, aseguró que “lo mataron a traición”. Y agregó: “Lo dejaron morir, le patearon todo el cuerpo en un acto de abuso de poder. Les advertimos que no íbamos a cortar ni a prender fuego. No entiendo porque matar a un compañero que no estaba haciendo nada”.

Luciano Luppi, vocero del Movimiento Teresa Rodríguez, dio precisiones al respecto: “Estábamos terminando de hacer el acto y se mete la policía y nos detiene un compañero. No dejamos que lo detengan y, cuando meten a ese compañero preso, vamos más y lo detienen a Facundo junto a otros compañeros. Y en esa situación el compañero se descompensa, lo asfixia, no sabemos qué. Concretamente, lo matan, lo asesinan. Porque recién nos acaban de confirmar que el compañero está muerto”.

Para investigar los hechos que resultaron en la muerte del fotoperiodista, la Justicia asignó el caso a la fiscal Marcela Sánchez bajo la carátula de “averiguación de causales de muerte”.

La Central de Trabajadores de la Argentina emitió un comunicado donde "responsabiliza a Horacio Rodríguez Larreta por el asesinato de Facundo Molares" y "manifiesta su enérgico repudio a la brutal represión cometida por la Policía de la Ciudad contra el periodista y militante internacionalista, Facundo Molares".

cta.jfif

El gobernador Maximiliano Pullaro.
Martín Menem. 

También te puede interesar