Elecciones 2023

Neuquén: el cierre de alianzas marca la polarización entre el MPN y Figueroa

Las colectoras toman protagonismo en una elección que promete ser reñida. El retador convoca al macrismo, sectores K y desencantados. Pichetto suma a JxC.

NEUQUÉN (Corresponsalía Patagonia) Avanza el calendario electoral con el cierre de alianzas en Neuquén. Vencido el plazo este viernes, algunos partidos ratificaron acuerdos camino a la elección del 16 de abril en la que se vislumbra un escenario de dientes apretados y polarización entre el vicegobernador Marcos Koopmann, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), y el diputado nacional Rolando Figueroa, que se hizo del respaldo del PRO, un sector emepenista, del kirchnerismo y hasta de buena parte del radicalismo. El panperonismo, rubricó nómina con el exintendente de Cutral Co Ramón Rioseco. Juntos por el Cambio, con el empresario frutícola Pablo Cervi al tope de la lista, acordó con el partido de Miguel Ángel Pichetto. La izquierda fue otro de los espacios que competirá en unidad.

 

Se acortan los tiempos en la campaña neuquina. Con la presentación de la lista del MPN varios días antes de que venza ese plazo (con el límite impuesto para el 10 de febrero), el resto de los partidos se abocaron a ratificar ante el Juzgado Electoral sus acuerdos. Si bien no fue inscripto como alianza, el exvicegobernador Figueroa contiene a un amplio abanico opositor en la provincia de Vaca Muerta en forma de colectoras. Mediante su partido, Comunidad, atrajo sellos como el de la intendenta de Plottier, Gloria Ruiz, bautizado Desarrollo Ciudadano, el Frente Grande y desde las fuerzas fundadoras de Cambiemos, con el PRO, algunos dirigentes del radicalismo y Arriba Neuquén, el espacio ideado por el exdiputado nacional Leandro López. Otro de los que se anexará a ese esquema es Avanzar, del legislador Lucas Castelli, quien oficiara de aliado al MPN en el parlamento hasta cerrar con el retador a la familia Sapag.

 

Juntos por el Cambio, que sostiene el nombre, lleva la pata orgánica de la UCR, la Coalición Cívica-ARI y a Encuentro Republicano Federal (ERF), ideado por Pichetto para que, en principio, compita el inoxidable Jorge Sobisch por la gobernación. Si bien el exgobernador estaría en condiciones de presentar lista, es una incógnita su futuro. “La alianza presenta una propuesta que se opone a los populismos nacionales y provinciales que denigran, empobrecen y esclavizan a todos los ciudadanos argentinos y que en Neuquén los representan las dos versiones del MPN, la original y la copia, y el kirchnerismo a nivel nacional”, aseguraron los referentes de ese espacio.

 

Como referencia del gobierno nacional, fue inscripto el Frente de Todos Neuquino. El espacio en el que convergen el Partido Justicialista (PJ) y el Frente Participación Neuquina, de Rioseco, reeditará campañas de antaño. Luego de diversas negociaciones en el PJ para acordar con Figueroa, el partido decidió retomar el viejo acuerdo que se hizo en 2015 y 2019. Sin liderazgo definido, el exsecretario de Energía Darío Martínez se aseguró el primer lugar de la lista de diputados que deberá presentarse el 10 de este mes.

 

El otro de los frentes que se inscribió fue el de la Izquierda. Bajo el modelo del Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U), el Partido Obrero, Izquierda de los Trabajadores, Izquierda por una Opción Socialista y Nueva Izquierda avanzaron en coalición, intentarán retener las bancas en la Legislatura que supieron alcanzar.

 

Para más incertidumbre, se espera que las colectoras vuelvan a tener protagonismo en abril. El MPN maneja un nutrido grupo que lo acompaña y Figueroa aspira a un similar esquema. En cuanto a candidaturas, a pesar de su falsa renuncia, el empresario de medios Carlos Eguía estará en el cuarto oscuro con el león libertario de Javier Milei.

 

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, junto a figuras de su riñón: el senador Daniel Bensusán, el diputado Ariel Rauschenberger, la secretaria de Género, Patricia Labourié, y el ministro Pascual Fernández.
Rolando Figueroa y Lucila Crexell. La senadora tiene un voto clave en el Senado para aprobar o rechazar la Ley ómnibus XS.

También te puede interesar