06|11|2022

Viaje al centro de la cabeza de Macri: el candidato (por ahora) es el proyecto

26 de septiembre de 2022

26 de septiembre de 2022

El expresidente evita hablar de postulaciones, pero quiere definir la hoja de ruta del PRO. El factor Juliana-Antonia y la "última oportunidad" de JxC en 2023.

A fines de 2017, la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner dijo que haría todo lo necesario para derrotar a Juntos por el Cambio (JxC) en los comicios presidenciales. “Voy a hacer todo lo posible para que en 2019 otro argentino llegue a la Casa Rosada para representar el mandato popular”, sostuvo en un acto celebrado en Avellaneda. Casi cinco años después de ese discurso, Mauricio Macri ensaya una retórica similar con miras a 2023. Quiere que la coalición opositora no solo gane las elecciones, sino que sus candidatas y sus candidatos tengan bien definidas las medidas a tomar en el caso de llegar al poder. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Lo que importa es el para qué volvemos a disputar el poder”, repite como un mantra a quienes integran la mesa chica del PRO y de JxC. Macri, que regresará al país en diez días luego de cumplir con diferentes compromisos académicos en el exterior, procura dejar bien en claro que lo más importante es el plan de acción y no los nombres. 

 

El “para qué”, que será el título de su próximo libro, se convirtió en su obsesión. Quienes lo frecuentan explican que es casi un monotema para el expresidente. Antes de partir rumbo a los Estados Unidos, Macri compartió varios encuentros reservados con las principales figuras del PRO. En esas charlas mano a mano, según pudo saber Letra P, les pidió a sus interlocutores que continúen con las escuelas de dirigentes.

 

En esos encuentros, el fundador del PRO se mostró molesto con las peleas internas que se dan en varias provincias. En el macrismo creen que ese "desorden" estará resuelto a fin de año ante la posibilidad tener que organizar una interna partidaria en el caso de que el Gobierno decida suspender las PASO. 

 

La obsesión de Macri esconde una “sed de revancha”, asegura su mesa chica. Mientras tanto, sigue jugando al misterio y mantiene guardadas sus aspiraciones reales. Como contó Letra P, el factor Juliana-Antonia pesará en la decisión final del expresidente de Boca. 

 

Macri está convencido de que, en 2023, JxC tendrá “una única oportunidad” para sacar adelante al país y por eso les reclama a sus socios una hoja de ruta clara. En su entorno entienden que será un "partido de revancha" del gobierno de Cambiemos. Sin embargo, el expresidente sigue sin definirse y hay quienes creen que no será candidato el próximo año.

 

La semana pasada, Macri se reunió, a solas y por separado, con la diputada María Eugenia Vidal, con la titular del PRO, Patricia Bullrich, y con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Se fueron con la sensación de que el exjefe de Estado no buscará un nuevo mandato. Sin embargo, una segunda línea de su entorno intenta persuadirlo de lo contrario. “Es nuestra carta de convencimiento”, explican exmiembros de su gabinete. 

 

El clamor llegó luego de sus visitas a La Plata e Ituzaingó, donde el exmandatario cosechó el apoyo de una parte de la ciudadanía que le pidió que encabece nuevamente un "proyecto de cambio". “Es fuertísimo; él mismo dice que nunca le había pasado eso, ni cuando era candidato ni con las marchas del ´Sí Se Puede´”, expresó una fuente del entorno de Macri.

 

Con esa idea en la cabeza, instalada por la insistencia de su círculo de confianza, el expresidente arma su agenda para fin de año. Gran parte estará abocada al Mundial de Qatar por su rol como titular de la Fundación FIFA.

 

Entre tanta incertidumbre, tiene tres certezas. La primera es la necesidad de un plan concreto para quienes quieran aspirar a la presidencia. La segunda, que JxC no puede tener fisuras, pero sí tensiones que deben ser dirimidas en internas. La tercera, quizás la más importante, que el PRO y JxC reconozcan que su gestión presidencial fue la que fundó las bases para un futuro promisorio del país.