AFTER OFFICE | ANIVERSARIO BCR

Festejo a tope, banca a Bahillo y un saludo tenso en la Bolsa de Rosario

La celebración de la histórica entidad fue un imán para el establishment y la dirigencia política santafesina. Perlas y gestos del encuentro.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) El acto por el 138° aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) se realizó con mucho condimento político. Parece ser que, en momentos en que el sector agroexportador ocupa la agenda económica a nivel nacional, nadie se quiso perder el encuentro en que se lanzan mensajes quirúrgicamente diseñados y donde la presencia y las charlas son significativas. Un auditorio colmado de dirigentes de la institución, operadores y la clase política dejaron una postal para repasar.  

 

El reloj de arena

Desde la tribuna del establishment agroexportador y financiero local, el presidente de la institución, Miguel Simioni,  apeló a una serie de reclamos históricos al Gobierno. "Es imperioso trabajar en un cronograma de reducción de los derechos de exportación que pesan sobre todos los productos del sector agroindustrial; con particular énfasis en granos, harinas, aceites y biodiesel por sus elevadas alícuotas; hasta su eliminación definitiva", una frase tallada en la puerta de la institución. Pero también pidió que no haya más internas en los que gobiernan y en “quienes tienen aspiraciones de hacerlo en el futuro”. El reloj de arena electoral se dio vuelta en la Bolsa.

 

Reformulado

El gobernador Omar Perotti cambió. Aprovechó el aniversario de la Bolsa para cargarse al hombro y contener al flamante secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo. El entrerriano no desconoce la potencia de la entidad rosarina, la mamó de cerca en el marco de la Región Núcleo. Pero necesitaba un aventón y Perotti se lo dio. El rafaelino le dejó en claro al auditorio que Bahillo habla su mismo idioma, a diferencia de anteriores encargados del área. Ahora será tarea del secretario contentar al sector, el gobernador ya hizo lo suyo.

 

Nadie se lo quiso perder

Fue la primera vez, tras la pandemia, que la Bolsa pudo realizar su tradicional evento anual sin restricciones. El auditorio de la entidad desbordaba de empresariado, productores y productoras. En épocas violentas y de persecución de delitos de guantes blancos, hubo lugar especial para la Justicia santafesina con dos ministros de la Corte presentes, Roberto Falistocco y Daniel Erbetta, el fiscal general del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Jorge Baclini, y el fiscal Sebastián Narvaja de la Unidad de Delitos Económicos. Pero las primeras filas estuvieron regadas de la política provincial. Y en ese abanico, amplio y ecléctico, convivieron la ministra de Gobierno, Celia Arena, la senadora Carolina Losada, el diputado provincial Maximiliano Pullaro, la diputada provincial Clara García y los diputados Federico Angelini y Gabriel Chumpitaz, entre otros. La crème de la crème de la política vernácula.

 

Saludito y reclamo

En ese marco de presencia política, hubo una perlita. Mientras Pullaro conversaba con la ministra Arena y otros dirigentes en la previa a los discursos, ingresó el gobernador Perotti, quien se detuvo a saludar a los presentes, incluso al radical quien no duda en castigar con munición gruesa al mandatario. Desde lejos se pudo apreciar algún cruce de palabras. ¿Qué le dijo Pullaro a Perotti? Según pudo reconstruir Letra P, el legislador le apuntó que esperaba que en su discurso toque el grave problema de inseguridad. Perotti le dio espacio al tema en su exposición pateando la pelota a la Nación. Algo más: horas antes la Legislatura había aceptado los pliegos de jueces que envió el Ejecutivo luego de algunos intentos frustrados. Hubo muñeca de la Secretaría de Justicia y predisposición de la oposición, que con esto se quita de encima cualquier reclamo del gobierno en la materia.

 

El ministro Enrico ve peligrar el resultado de meses de gestiones y acuerdos con funcionarios nacionales.
Maximiliano Pullaro y el desafío de adherir al blanqueo

También te puede interesar