22|9|2022

Prisión perpetua para tres militares genocidas en la causa del RIM 6

11 de agosto de 2022

11 de agosto de 2022

Los excarapintadas Sánchez Zinny y Morello y otro represor, condenados por secuestro, tortura y asesinato de militantes. Domiciliarias firmes. Dos absoluciones.

Los excarapintadas Martín Eduardo Sánchez Zinny y Emilio Pedro Morello y el represor Horacio Linari fueron condenados este miércoles a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad perpetrados en el Regimiento de Infantería número 6 de Mercedes (RIM 6) contra un grupo de militantes del PRT-ERP durante la última dictadura militar. La decisión la adoptó Tribunal Oral Federal 2 de Comodoro Py, que también absolvió al exsubteniente Luis Alberto Brun y al excabo primero Rubén Osmar Andrade ordenando su inmediata libertad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El presidente del TOC2, Javier Feliciano Ríos, leyó el veredicto en el que calificó de crímenes de lesa humanidad, imprescriptibles, los delitos perpetrados por los condenados; estableció mantener “la forma de las medidas cautelares”, es decir prisión domiciliaria de los tres genocidas, y dispuso la publicación de los fundamentos de la sentencia para el 6 de octubre próximo.

 

Durante el juicio, que se había iniciado en diciembre del año pasado, se investigaron privaciones ilegales de la libertad, tormentos y homicidios perpetrados entre marzo y julio de 1976 contra 37 personas, de las cuales ocho fueron asesinadas o permanecen desaparecidas. Las víctimas eran militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), la Juventud Guevarista y el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), y entre quienes estaba la docente y militante Rocío Ángela Martínez Borbolla, madre de los periodistas Bárbara y Camilo García.

 

“Lo logramos. Feliz, todavía no reacciono, estoy en shock. Me negaba a ser pesimista, pero esta sentencia me sorprendió de un tribunal que no se mostraba como humano y ponía trabas constantemente”, dijo Bárbara García al salir de los tribunales de Comodory Py luego de escuchar la sentencia.

 

“Se hizo justicia y, en algún punto, cuando nos abrazamos con Bárbara y mi viejo, tuve la sensación de que la rescatamos (a mi madre)”, acotó Camilo García y calificó de “un privilegio para los genocidas” las prisiones domiciliarias concedidas por el TOC2. No obstante, expresó su satisfacción por las condenas: “Por todas las vueltas e indicios negativos del tribunal nos vamos muy contentos y felices”.

 

En sus declaraciones, los hermanos García hacían referencia a las dudas que generó el tribunal presidido por el juez Ríos e integrado por Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu, que pusieron impedimentos para que el juicio fuera trasmitido en vivo y en directo, tal como lo había adelantado Letra P. Sánchez Zinny fue condenado también por la situación de Martínez Borbolla, mientras que Brun y Andrade fueron absueltos por todos los cargos que se le imputaban en esta causa.

 

Quienes militaban en el PRT-ERP fueron blanco de acciones represivas perpetradas por los efectivos del RIM 6 con el fin de desarticular las publicaciones de las revistas "El Combatiente" y "Estrella Roja", órganos de difusión del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Tanto la fiscalía como las querellas habían solicitado la pena de prisión perpetua de todos los acusados, al considerarlos coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio agravado por alevosía. Al pronunciar las últimas palabras antes del veredicto, tanto Morello cuanto Sánchez Zinny negaron los hechos y reivindicaron el accionar represivo ilegal durante la dictadura militar.

 

Los hermanos García exhiben una foto de su madre desaparecida

La última audiencia del juicio había quedado envuelta en una polémica por las restricciones que a último momento impuso el tribunal para la cobertura periodística y para el acceso de las familias de las víctimas que no declararon ante el TOF, cuando esa presencia es habitual en las lecturas de veredicto en las causas de lesa humanidad.

 

La querella y los familiares de las víctimas realizaron una vigilia para esperar el veredicto desde la vía pública, frente a los tribunales de Comodoro Py, con la instalación de una radio abierta y la participación de organismos de derechos humanos, organizaciones políticas y sociales, entre ellas el colectivo "Historias Desobedientes" y la legisladora porteña del Frente de Todos (FdT) Victoria Montenegro.