07|8|2022

Sapag le tiende una mano a la oposición interna en el cumple del MPN

04 de junio de 2022

04 de junio de 2022

En el aniversario 61 del oficialismo neuquino, el líder del sector Azul tiende la mesa de discusión a los sectores de Figueroa y Rucci. Candidaturas en disputa.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) El 4 de junio de 1961, en la casa de Amado Sapag, en Zapala, se fundó el Movimiento Popular Neuquino (MPN). Como consta en el acta de aquel día, surgió por dos factores determinantes en la historia de Neuquén: la creación de la provincia y la proscripción del peronismo como fuerza política en todo el país. Desde entonces, sorteando obstáculos de la democracia y golpes militares, el partido patagónico que representa el llamado neoperonismo, retuvo la gobernación por más de seis décadas. En 2022, 61 años después de que los pioneros iniciaran un camino de victorias ininterrumpidas, cuando se definan las nuevas autoridades y candidaturas para la gobernación, tres o más vertientes se disputarán el capital simbólico y la estructura de una fuerza que parece inquebrantable.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Mientras se organiza la conmemoración para este sábado, la vida orgánica no para. A la espera del anuncio que defina el calendario electoral, los sectores Azul y Violeta batallan en los escritorios anticipando la competencia entre el vicegobernador, Marcos Koopmann, y el diputado nacional Rolando Figueroa por la candidatura para la gobernación en 2023. Un tercer actor es el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Marcelo Rucci, voz de una estructura que aporta territorio en cada contienda interna embanderado en el sector Azul y Blanco.

 

Desde su triunfo en las PASO, Figueroa avanzó minuciosamente por el interior profundo. Reuniones en el norte, el sur y el centro provincial lo llevaron hasta la Confluencia y la capital. El bando azul, capitaneado por el exgobernador Jorge Sapag y el mandatario provincial, Omar Gutiérrez, iniciaron la procesión que tuvo su gran acto en El Chocón, donde fue el heredero de la familia fundadora del MPN el que anunció el inicio de la campaña partidaria.

 

“La lista Azul que represento, con cuatro períodos de gobierno, quiere revalidar títulos con Marcos Koopmann. Representamos las banderas fundacionales del federalismo, la autonomía política, de recursos y la neuquinidad. Nos presentamos con nuevos cuadros para atraer el voto ciudadano. La única manera es con programas, presencia, practicidad y realismo”, asegura Sapag, consultado por Letra P sobre la realidad del partido que fundó, entre otros, su padre.

 

“El MPN salió airoso siempre en las elecciones provinciales. Muchos se preguntan por qué. La legitimidad te la dan los votos, pero la legitimidad de ejercicio la dan las acciones de gobierno. Si eso existe, se vuelven a generar expectativas. El MPN, como partido, tiene una lectura de los signos de los tiempos. Hoy, la llama está encendida. Las raíces son profundas, el partido está vigente”, entiende el jefe político del oficialismo emepenista.

 

En la cancha se ven los pingos

En ese marco de celebración y contienda simultáneas, repercutió el pedido de “un debate abierto” presentado por el espacio Violeta. En rasgos generales, Figueroa reclamó apertura, garantizar la presencia de independientes, afiliaciones, veedores y Sistema D´Hont en el reparto de los lugares de la lista. “Sabemos que en las internas abiertas del MPN participan muchos independientes. Debemos ser conscientes de que esa participación también tiene que ver con la posibilidad de presentar una oferta electoral más amplia y plural. Cerrar el partido no solo es un error, también es un anacronismo”, se quejaba el exintendente de Chos Malal a finales de mayo, con una lista de 20 puntos para participar.

 

Las demandas del sector que lidera Figueroa se dieron luego de que circulara una encuesta que medía al exvicegobernador como candidato por fuera del MPN. El estudio realizado por la encuestadora Move entre el 18 y el 28 de abril sobre 1600 casos, le otorgaban a Figueroa un 46% de imagen positiva, con un 40% de respaldo como candidato del MPN, captando 13 puntos más que si fuera Koopmann quien encabezara la boleta. Sin embargo, el dato más picante del informe es el que asegura que el 51% prefiere que el próximo gobierno neuquino no pertenezca al MPN. Trascartón, el sondeo especula con un escenario en el que Figueroa participara por fuera de su partido y lo ubica al tope de las preferencias con un 28% del muestreo, con nueve puntos más que el vicegobernador, que aparece como  el postulante emepenista.

 

En ese marco, los planteos de Figueroa sobre las reglas de la interna tuvieron una réplica el último jueves. Reunidos en la junta de gobierno, 37 convencionales de 52 extendieron la invitación a Figueroa, Rucci y Guillermo Pereyraestos últimos reemplazados tras su renuncia– a debatir en el seno del partido las reformas que en su momento se realizaron. Según confiaron a este medio fuentes de la Convención que reformaron la carta orgánica, se “tomaron medidas para defender al partido” de posibles “intromisiones”. Entre ellas, fijar un piso de antigüedad partidaria para poder competir en la arena electoral con la camiseta del oficialismo.

 

Con los nuevos términos pautados, para los cargos a la gobernación, vicegobernación y las intendencias, el MPN debe aprobar la presentación de independientes, para evitar "maniobras de quienes quieren venir y no a construir”. En el mismo punto, sostienen que el órgano convencional es el que defiende los intereses partidarios.

 

Al respecto, Sapag, evitando polemizar con Figueroa, con quien habló en 2021 sobre las reformas, recalcó la posibilidad de que “tres o más listas” compitan garantizando "la democracia" partidaria. “Unidad en la diversidad es lo que le da fuerza al MPN. Eso sí es constructivo, proactivo, con propuestas concretas. El debate está abierto, en la cancha se ven los pingos”, cerró.