23|7|2022

Las bases del PJ de Río Negro se rebelan contra un pacto con Weretilneck

11 de junio de 2022

11 de junio de 2022

En un asado álgido, las jefaturas territoriales despotricaron contra el acuerdo que empuja Doñate. La titular del partido dejó el cargo. Asume un intendente.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) El estado de ebullición permanente en el Partido Justicialista (PJ) de Río Negro se cobró el cargo de Alejandra Mas. La legisladora rionegrina, hasta este viernes titular del consejo partidario, fue reemplazada por el intendente Sergio Hernández (Lamarque) y abre un interrogante sobre el rumbo electoral del partido, que se divide entre quieres buscan competir en un espacio común con Juntos Somos Río Negro (JSRN) y quienes pretenden defender el histórico armado que fue debilitándose con las derrotas de los últimos años. Ante ese escenario, el viernes por la noche en San Antonio Oeste se convocó a titulares de unidades básicas, intendentes, representantes legislativos y figuras de la dirigencia del panperonismo que plantaron bandera contra la estrategia del senador Martín Doñate, hoy decidido a conseguir una alianza con Alberto Weretilneck.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La mesa militante reunió a comensales de diversas regiones y sirvió de catarsis para buena parte del sector que pugna con el kirchnerismo rionegrino, definido a pegarse al gobierno provincial para no repetir el magro resultado de 2019 y 2021.

 

“El peronismo no es furgón de cola de nadie. No tiene precio, no se negocia, no se vende, el peronismo es la columna vertebral de todo el movimiento, de nuestros ideales y de nuestra ideología. No va a ir acompañando ningún negocio espurio para cuidarle el carrito a algún intendente que tiene miedo. A los peronistas no nos van a usar para meternos en la interna de otro partido”, advirtió la intendenta de General Roca, María Emilia Soria, en un tiro potente por elevación a Doñate.

 

Las palabras de Soria anticipan la contienda interna que se viene en el PJ, que tiene cerca la elección de congresales, estimada para julio. La reunión en la costa patagónica reactiva los tiempos de la vida interna de un partido mellado por los vaivenes del gobierno nacional. “En Buenos Aires que se ocupen de sus cosas, de sus bancas, de sus negocios, porque el peronismo de Río Negro hoy está acá”, bramó la intendenta roquense.

 

“Es necesario recuperar la mística, porque nos va a dar la fuerza para enfrentar lo que se viene: ser opción de gobierno. Hubo compañeros que canalizaron la voluntad del resto de la comunidad y le pusieron precio”, criticó –a su turno– Renzo Tamburrini, jefe comunal de Sierra Grande.

 

Otro de los dirigentes más efusivos en su alocución fue Gustavo Casas, actual titular de la delegación rionegrina de Vialidad Nacional, y a quien se lo nombra como posible candidato a la gobernación. Casas, quien construyó una carrera cercana a Oscar Parrilli, colisiona con la idea de ir en alianza con el espacio ideado por Weretilneck. “Nos toca una tarea titánica, esto es para valientes. Les deseo la felicidad del mundo porque vamos a recuperar la provincia y los municipios”, adelantó el funcionario.

 

Durante la noche, continuaron las críticas para quienes “le hacen el juego a Weretilneck” en boca de la presidenta del bloque en la Legislatura, la barilochense María Eugenia Martini; los legisladores José Luis Berros e Ignacio Casamiquela; el anfitrión Luis Noale, legislador del circuito atlántico, y una serie de dirigentes peronistas como el intendente de Sierra Colorada, Fabián Pilquinao, o el experimentado legislador de la región sur, Alejandro Marinao.

 

En medio de la bronca con  los dedos en V, Sergio Hernández quedó al frente del PJ rionegrino. Si bien mantuvo siempre una excelente relación con los hermanos Soria, el jefe comunal de Lamarque, una ciudad de cerca de 10 mil habitantes ubicada en el Valle Medio, hoy se encuentra alineado al plan de Doñate. Este viernes por la noche no estuvo en San Antonio y se espera que convoque a una reunión en los próximos días.