02|8|2022

Con Pullaro empoderado, la UCR va por una lista única en Santa Fe

09 de marzo de 2022

09 de marzo de 2022

El partido renueva autoridades y cierra nóminas en dos semanas. El senador Michlig, de NEO, sería el nuevo presidente. Las alianzas, en manos del sector Losada.

El radicalismo santafesino se encamina a elegir, en lista de unidad, al senador Felipe Michlig como su nuevo presidente. La designación es un espaldarazo al sector que también conduce el diputado Maximiliano Pullaro. La Convención, en cambio, que tendrá la tarea de definir la política de alianzas, quedaría en manos de la corriente que lidera Julián Galdeano, el hacedor de la irrupción en política de Carolina Losada. El cierre de listas es el viernes 18 de marzo y la elección de autoridades, el 10 de abril.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La UCR de Santa Fe traía, históricamente, una conducta. La conducción del partido se traspasaba de sector en sector. Dicha lógica va camino a romperse porque Nuevo Espacio Organizado (NEO) tiene todo dado para continuar al frente. El actual presidente, el exvicegobernador Carlos Fascendini, fue elegido en diciembre como primer delegado titular al comité nacional y Pullaro aspira a ser candidato a gobernador, por lo que Michlig, oriundo de San Cristóbal, tiene comprados casi todos los boletos.

 

La Convención es otro órgano del partido de relevancia no menor porque le tocará, en el transcurso de los próximos meses, resolver con quienes la UCR armará sociedades. Como publicó Letra P más de una vez, los rojiblancos quieren ser el motor de un frente de frentes que contenga también al PRO, al socialismo y a CREO, entre otros espacios.

 

El acuerdo que se cocina por estas horas apunta a que el Movimiento de Acción Radical (MAR), que conduce Galdeano, y aliados se queden con la presidencia de la Convención. En ese abanico, juegan de laderos del diputado un ala del Grupo Universidad, la que lidera Mario Barletta, y el senador Dionisio Scarpin, que no está enrolado en ninguna corriente en particular. Nombres para el cargo no hay, por el momento.

 

En los últimos días se sucedieron roscas varias. El miércoles de la semana pasada, se juntaron los popes de NEO y el MAR, mientras que el viernes NEO almorzó con la otra rama de Universidad, la que conduce el exintendente José Corral. En el medio, Michlig se juntó con el diputado nacional PRO Federico Angelini para ajustar el vínculo.

 

Para dejar a todo el mundo contento, el radicalismo también armó una mesa de acción política que congregará a las figuras de peso que no tendrán silla en el Comité ni en la Convención.

 

La palabra unidad cruza todas las instancias. A un partido que lo movilizan tantísimo las internas le toca ahora generar un marco de confianza interna de cara al atractivo 2023. La UCR tiene el volumen necesario como para no imaginarse un apéndice del PRO o el socialismo en Santa Fe.

 

“Tenemos que estar bien entre nosotros, que la unidad sea en serio”, le soltó Michlig a Letra P. A diez días del cierre de listas, no hay temores de ruptura, pero nunca se sabe. También se aspira, como logro máximo, a alcanzar unidades en todas las departamentales de la provincia, incluidas Santa Fe y Rosario.

 

Michlig sabe que “hay un cierto consenso” para elegirlo como nuevo mandamás, pero remarca que su principal aspiración de cara a lo que se viene es que la UCR “gobierne la provincia”.