MI AMIGO HORACIO

Larreta se aferra a la caja nacional y el Gobierno lo manda a romper el chanchito

El alcalde afirma que la quita de subsidios es “un embate político” contra la Ciudad. “Debe hacerse responsable”, le respondió la portavoz Cerruti.

La novela por la poda de subsidios a las 32 líneas de colectivos que circulan por territorio porteño sumó este jueves un nuevo capítulo. El alcalde Horacio Rodríguez Larreta reiteró que es “otro embate político” del gobierno de Alberto Fernández contra la Ciudad y que atenta contra la “autonomía”. La respuesta llegó por medio de la portavoces de la Presidencia, Gabriela Cerruti, quien dijo que el Gobierno porteño “tiene que empezar a hacerse responsable de los temas que le corresponden”.

 

En conferencia de prensa, Rodríguez Larreta cuestionó la avanzada de la administración central que implicaría la eliminación de 13 mil millones de pesos en subsidios. “Es una muestra más de los embates del Gobierno nacional contra la Ciudad de Buenos Aires. Es un claro avance contra la autonomía. Ya sucedió con el recorte de la coparticipación, que lo estamos reclamando en la Corte Suprema de Justicia”, sostuvo el alcalde durante un acto vinculado a la seguridad del que también participaron su ministro de Gobierno, Jorge Macri, y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, entre otros.

 

Para el dirigente PRO, la decisión es “contra los ciudadanos, millones de argentinos que circulan por la Ciudad” a diario. “No puede haber ningún traspaso de funciones que no esté coordinado, acordado. También está avanzando sobre el federalismo y eso supone respetar la autonomía de los distritos”, se quejó Rodríguez Larreta, quien advirtió que, si se avanza en esa iniciativa sin diálogo, sería un acto “inconstitucional”.

 

En esa línea, sostuvo: “Siempre estamos para dialogar. Vamos a dialogar, a participar. Estamos convencidos de que es el camino para solucionar los problemas. La única manera de encarar esto es de forma coordinada”.

 

El Gobierno salió al cruce vía su portavoz, Cerruti: “La Ciudad tiene que empezar a hacerse responsable de los temas que le corresponden. Larreta ha judicializado la coparticipación y llevó el tema a la Corte”, dijo en conferencia de prensa y agregó: “Nos parece importante que Larreta no defienda la autonomía solamente cuando tiene los beneficios sino cuando se trata también de las responsabilidades. Suele suceder que quiere ser autónomo cuando tiene que recibir y no cuando tiene que ser quien se haga responsable del transporte público en la Ciudad de Buenos Aires”.

 

Además, planteó que “la Ciudad y Larreta solo quieren los derechos de autonomía y ninguno de los deberes”.

 

La iniciativa del gobierno nacional busca destinar esos 13 mil millones al Fondo de Compensación con el que el Estado nacional asiste a los sistemas de transporte del resto de las jurisdicciones del país. Este es uno de los reclamos más fuertes de las provincias, que exigen un trato igualitario a la hora de gestionar el transporte local, tomando en cuenta, por ejemplo, que el pasaje mínimo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuesta $18 mientras que en Córdoba, Rosario, Mar del Plata o Bariloche es entre $60 y $70.

 

El ministro Macri volvió a reiterar que la quita del subsidio por parte de la Nación impactaría, inevitablemente, en el costo del boleto, que pasaría de los $18 actuales a el doble o más, y se preguntó -ya lo había hecho este miércoles- “¿por qué el boleto no aumenta también en la provincia” de Buenos Aires. Le respondió el ministro de Transporte, Jorge D’Onofrio. Explicó que no aumenta porque la Provincia destina los recursos necesarios para evitar la suba. “Si no sabe cómo mantener el precio del boleto sin subsidio, que me llame que se lo explico”, chicaneó el massista. Y reiteró que el gobierno de Axel Kicillof se hace cargo del 91% de la parte subsidiada y la Nación pone el 9% restante, mientras que para el caso porteño, el gobierno de Larreta solo aporta el 45% del subsidio y es el gobierno nacional el que pone el restante 55%.

 

Axel Kicillof, de visita en Monte Hermoso.
Los intendentes de Rosario y Córdoba, Pablo Javkin y Daniel Passerini. 

También te puede interesar