06|2|2023

El detrás de escena de una cadena nacional para “romper el cerco” informativo

05 de diciembre de 2022

05 de diciembre de 2022

El Presidente grabó un mensaje desde la Casa Rosada para forzar a los medios a hablar del escándalo que involucra a jueces, funcionarios de la Ciudad y Clarín. 

El apagón informativo de los medios masivos que acalló durante más de un día la filtración de chats que involucran a integrantes del Poder Judicial, funcionarios del Gobierno porteño y directivos del grupo Clarín fue lo que motivó a Alberto Fernández a utilizar la cadena nacional para emitir un discurso por sexta vez desde que llegó a la presidencia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“He decidido dar este mensaje desde la Casa Rosada, porque es evidente que gran parte del sistema de medios privados ha decidido no dar cuenta de lo ocurrido en ese singular viaje a Lago Escondido”, dijo Fernández en el mensaje, sobre la falta de cobertura de la noticia en los principales diarios, canales y portales de noticias.

 

El mandatario empezó a evaluar la decisión el domingo, en la Quinta de Olivos, cuando tomó conocimiento de la noticia que publicaron, en primera instancia, el diario Tiempo Argentino y el sitio El Cohete a la Luna, que daban cuenta de conversaciones que habrían mantenido el CEO del Grupo Clarín, Jorge Rendo; el director de Asuntos Legales e Institucionales de ese holding, Pablo Casey; los jueces Julián Ercolini, Pablo Cayssials, Pablo Yadarola y Carlos Mahiques; el jefe de los fiscales de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Mahiques; el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro; el director de una consultora, Tomás Reinke, y el exjefe de Asuntos Legales de la SIDE, Leonardo Bergroth, con el objetivo de encubrir un viaje conjunto que hicieron a principios de octubre a Lago Escondido.

 

Fernández evaluó las acciones a seguir con su círculo de confianza, la secretaria de Comunicación y Prensa, Gabriela Cerruti, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Este lunes, también lo chequeó con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y habló sobre el tema con el ministro de Economía, Sergio Massa, cuando culminó el acto que encabezó en el CCK junto al embajador de Estados Unidos, Marc Stanley.

 

El Presidente tenía previsto participar de un acto con guardaparques en Tecnópolis, pero el evento se suspendió cuando Fernández decidió que hablaría por cadena nacional. El mensaje se grabó a las 13.30, en la Casa Rosada, antes del almuerzo que compartió con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.  

 

Según pudo saber este medio, el mandatario tomó la decisión para “romper el cerco mediático” que se generó en torno a la noticia en las principales empresas de comunicación, que no habían hecho siquiera mención al tema hasta que Fernández irrumpió con el mensaje grabado y forzó el tratamiento del tema, que ya circulaba en redes sociales y en contados portales, como Letra P

 

Esta es la sexta vez que Fernández utiliza la cadena nacional. En cuatro oportunidades, entre 2020 y 2021, lo hizo para hablar sobre la pandemia de coronavirus, medidas de restricción y la llegada de vacunas. El 2 de septiembre de este año volvió a usarla para brindar un mensaje después del intento de homicidio contra Cristina Fernández de Kirchner.  

 

En su discurso de este lunes, Fernández señaló que por vez primera queda expuesto “con enorme contundencia, el modo en que ciertas corporaciones operan sobre funcionarios, jueces y fiscales procurando de ellos favores que, en muchos casos, buscan ventajas indebidas, mientras que en otros simplemente propician la persecución de aquellos que los enfrentan”.

 

Más allá de que advirtió que “lo que ha trascendido es, aparentemente, el resultado de la intromisión en una plataforma de comunicación” – en relación a un supuesto hackeo -, Fernández dijo que “eso no es obstáculo para indagar cuál ha sido el propósito de ese viaje, quiénes participaron del mismo y quien financió el traslado y hospedaje de los viajantes”.

 

“Sabiendo que el hecho se había convertido en noticia, quienes habrían participado del mismo se inquietaron ante el riesgo cierto de estar incursos en una serie de delitos tales como la percepción de dádivas y el incumplimiento de deberes de funcionario público. Contaban con una certeza: el principal grupo de medios de comunicación de Argentina garantizaría la no divulgación de los hechos”, apuntó, en referencia al Grupo Clarín.