10|10|2021

“Todavía hay un voto de confianza para el Frente de Todos”

ENTREVISTAS

29 de agosto de 2021

29 de agosto de 2021

La vicegobernadora dice, además, que la oposición no tiene propuestas. El voto del interior, la obsesión por el Senado y el combate a la apatía del electorado.

Acordado con el gobernador Axel Kicillof, el rol de Verónica Magario en la campaña electoral es fortalecer el voto del interior bonaerense, especialmente en las secciones donde se eligen representantes para el Senado que preside. En diálogo con Letra P, reconoce que cuesta instalar la campaña y que hay frustración en la población. Sin embargo, confía en que comience a vislumbrarse un cambio de ánimo y milita la participación en las urnas. Destaca el rol que durante la pandemia han tenido los intendentes y lo realizado por los gobiernos nacional y provincial, aunque afirma que la realidad actual le recuerda el 2003. En entrevista con este medio tras una gira por la Cuarta sección, la matancera sostuvo que fue muy difícil sacar leyes en la Cámara Alta, donde manda la oposición que -dijo- sólo está ocupada en pelear su propia interna. “Todavía hay un voto de confianza para el Frente de todos; nos debemos la oportunidad de gobernar”, dice. Y cuestiona el cambio de jurisdicción de Diego Santilli, para competir en territorio bonaerense: “Estamos cansados de que crucen la General Paz y nos traigan candidatos”.

 

-¿Para qué se instaló en la Cuarta; por qué eligió esa sección?

 

-Es parte de las recorridas para conocer de primera mano cómo está la situación. Estuve en la Cuarta, la Séptima y la Quinta. Las tres secciones eligen senadores, pero también estoy haciendo un trabajo hacía el interior en general. Estuve en la Segunda y la Sexta, porque hemos determinado con el gobernador que yo me iba a dedicar más al interior, en profundidad, acompañando a los intendentes.

 

-¿Qué percepción les dejaron esas visitas?

 

-Veo una reactivación en el comercio, en el turismo, en la hotelería... Hay un resurgimiento, un entusiasmo diferente en la gente.

 

-¿La producción es el puntal de sus recorridas en esas regiones?

 

-Estoy con toda la planificación estratégica de producción para esas zonas, alrededor de las rutas 5 y 7. Visitamos parques industriales y estuvimos trabajando con la UNOVA para desarrollar diplomaturas y licenciaturas en función de lo que las empresas necesitan. También, con las pymes agropecuarias, y otras más grandes que aportan valor agregado.

 

-Es una campaña atípica. ¿Cómo la lleva adelante?

 

-Es una campaña totalmente distinta. La gente está preocupada por recuperar todo lo que le quitó la pandemia, sumado a que ya venían con una situación económica muy complicada. Nos cuesta más instalarla en medio de todo lo que hemos pasado; todavía hay miedo en el arranque, pero la gente tiene muchas ganas de arrancar. Hay que recorrer y hablar.

 

-Dimensione la importancia de lograr la mayoría en el Senado.

 

-Es fundamental para acompañar las leyes de nuestro gobierno provincial.

 

-¿Cómo fue presidir el Senado en minoría?

 

-Fue difícil poder sesionar, trabajar las leyes que el gobernador necesitaba, tuvimos obstáculos, muchas diferencias; vimos a la oposición muy ausente durante la pandemia, hubo leyes que no pudimos sacar.

 

-¿El oficialismo podrá sumar tres o cuatro bancas?

 

-El objetivo es que la gente vaya a votar, que haya ánimo de hacerlo. Las frustraciones están muy por delante, tenemos que combatir eso. Ir (a territorio) con una doble función: no fui a las recorridas en campaña plena, fui más a levantarle el ánimo a la gente y a contar que estamos saliendo.

 

-¿Teme que haya poca participación ciudadana?

 

-Por la pandemia, es normal que los mayores no quieran salir a votar, que la gente no esté preocupada por esta elección… además, son unas PASO y se le suele dar más importancia a la general. Pero en los últimos días se empezó a notar que la elección se está empezando a instalar. No me preocupa eso, hay que entender a la gente. Me preocupa que no sientan la esperanza de que pueden salir adelante.

 

-¿Qué le dice a la gente en este contexto?

 

-Que nos acompañe para que podamos hacer lo que vinimos a hacer hace 19 meses y que interrumpió la pandemia a tres meses de asumir. Creo que el ánimo está empezando a cambiar.

 

-¿Cómo ve la situación en el conurbano?

 

-Fue sacudido, como todo el país. Los años de gobierno de Macri y Vidal fueron muy duros para el conurbano y la pandemia los agudizó. Me recuerda a tiempos difíciles de la Argentina que hemos vivido. Me hace acordar a 2003, cuando teníamos que reiniciar, cuando había que salir del infierno, como decía Néstor Kirchner, y salimos adelante.

 

-¿A qué obedece que los intendentes hayan tanido tanto lugar en las listas?

 

-Sería imposible trabajar sin los intendentes en una provincia como esta. Cumplieron un rol clave durante la pandemia. Y esto se vio reflejado en el cierre de listas. Ellos son la voz de cada una de las ciudades, por eso es muy importante que sean parte de esta construcción y del armado legislativo que necesitamos para poder empezar a reconstruir.

 

-¿Cómo define el rol de la oposición en la campaña?

 

-La veo muy preocupada en su interna. Es lo único que ve. No hay propuestas claras.

 

-¿Por qué hay que votar al Frente de Todos?

 

-Porque nos debemos la oportunidad de poder gobernar y reconstruir esto. Y nos debemos la oportunidad de no volver para atrás a los tarifazos, a los aumentos, el cierre de las industrias y los lugares de trabajo, a esas importaciones que mataron la industria argentina.

 

-¿Van a lograr ese acompañamiento?

 

-La gente nos va a acompañar, a medida que se anime a salir a votar. Nadie estaba preparado para gobernar en una pandemia como esta. Todavía hay un voto de confianza para el Frente de Todos.