06|10|2021

Radiografía de las penurias correntinas

27 de agosto de 2021

27 de agosto de 2021

La provincia que vota este domingo tiene el mayor desempleo de un vecindario pobre y con precios por las nubes. Apenas exporta el 1% del total país.

Una barra naranja sobresale, alta, en el gráfico con el que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) ilustró las exportaciones de Corrientes de todo 2020. Son 400 millones de dólares que explicaron casi el 70% del total de las ventas al exterior de la provincia y que aparecen rotulados como un indefinido "Resto de los productos". Hay que buscar un poco más para dar con un dato apenas más certero: son "CyE", Combustibles y Energía. La información oficial llega hasta ahí: no detalla que se trata de un despacho de la central Yacyretá que impulsó notablemente al alza el desempeño exportador de una de las provincias de la región más pobre del país.

 

La exportación de energía no se repetirá con la histórica bajante del río Paraná, pero fue más que suficiente para que Corrientes haya sido, en 2020, la provincia que más divisas aportó del Noreste. Los U$S586 millones exportados representaron el 42,3% de lo que exportó el NEA el año pasado. Así y todo, Corrientes representó apenas el 1,1% de los 54.884 millones de dólares que vendió Argentina al exterior. Arroz, cítricos, algodón y otros productos primarios completan la paleta exportadora correntina.

 

El Producto Bruto Geográfico (PBG) de Corrientes también representa alrededor del 1,1% del total de la economía del país. Su economía y condiciones de vida se destacan entre la región. Es la provincia del Noreste con mejores indicadores de empleo y pobreza, similares al promedio del país. Según el INDEC, a fines de 2020 el 32,2% de los hogares y el 42,9% de las personas se encontraban por debajo de la línea de pobreza y la indigencia alcanzaba al 8,7% de la población de Corrientes. Los datos contrastan con el 42% de pobreza a nivel nacional y el 10,5% de indigencia, exacerbada en los conglomerados urbanos.

 

El 9,9 por ciento de la población activa de la provincia estaba desempleada en el primer trimestre de 2021. La tasa de desocupación es notablemente mayor al 6,1% del promedio de la región, pero con una salvedad: Corrientes tiene la segunda tasa de actividad más alta (detrás de Misiones) y supera en diez puntos a la de Formosa y en casi cinco a la de Chaco.

 

Los correntinos irán a votar con una de las inflaciones más altas del país. Según el Indec, el Índice de Precios a Consumidor trepó 52,9% anual en el NEA, en julio, 1,1 punto porcentual por encima de la media nacional.