24|11|2021

Campana: interna peronista al rojo vivo en distrito PRO

13 de agosto de 2021

13 de agosto de 2021

El Frente de Todos presenta cinco listas. Históricos vs renovadores. El armado oficial, con heridos que juegan. Ausencias que hablan y bloque resquebrajado.

Diez años sin triunfos. En el arco peronista de Campana, ese dato no solo representa un lastre en sí mismo, es también una evidencia irrefutable de la imposibilidad de lograr una unidad genuina entre diversos sectores, muchos de los cuales, en septiembre próximo, se cruzarán en la interna local del Frente de Todos. Son cinco las listas que se enfrentarán, pero, a pesar de semejante volumen de propuestas, no todos juegan. Por eso, mientras para algunos en estas PASO empieza a moldearse el liderazgo (y los acompañamientos) en busca de la intendencia en 2023, hay quienes aseguran que nada eso se dará en tanto y en cuanto no se genere un acuerdo monolítico entre todas las partes.

 

Tras caer por 13 puntos en 2017 y por 16 en 2019, el médico Rubén Romano lidera por tercera vez consecutiva la propuesta que posee el respaldo de la estructura más gruesa del FdT. Allí, se alista el camporismo, referenciado por la titular del bloque de concejales del FdT, Soledad Calle, esquema que es respaldado (sin lugares en listas por el Frente Renovador). En otros rincones del peronismo local consignaron que esa lista era la indicada como la “oficial” desde la macro para acompañar. “Pero no abrieron el juego, cerraron la lista”, se quejó una de las voces abordadas, que advirtió en eso un motivo central para que, varios de quienes quedaron afuera, decidieran armar lista propia. En tanto, hay sectores que optaron por no jugar.

 

Tal es el caso del sector referenciado en el diputado nacional Carlos Ortega y la diputada provincial Soledad Alonso, que no presentaron una lista de su estructura. Allí articulan, entre otros, la concejala Romina Carrizo, quien viene protagonizando desde el año pasado cortocircuitos dentro de la bancada peronista con el ala donde se encuentran Romano y Calle. En sintonía con Carrizo en el recinto deliberativo, aparecen José Insausti y la última intendenta del peronismo local, Stella Maris Giroldi. El año pasado, las tensiones quedaron en evidencia en pleno recinto, algo que se extiende hasta las últimas sesiones, donde ambos sectores plasman sus diferencias a la hora de votar proyectos.

 

En el esquema que reporta a Ortega-Alonso, vienen advirtiendo que la legislativa no es el ordenador natural de liderazgos rumbo a 2023 (donde posan expectativas) y focalizaban en la necesidad de entablar un diálogo genuino para arribar a un acuerdo. Sin unidad, no se vio una lista local bendecida por esta pareja con base en el Sindicato de trabajadores y trabajadoras de la Anses (Secasfpi), desde donde sintonizan con sectores de la cúpula camporista. Voces internas contrincantes aducen que este dueto tenía más para perder que para ganar si decidía poner su boleta en disputa en estas PASO y analizan que “no estaban dadas las condiciones para impulsar una lista competitiva”.

 

Pero hay varios espacios que sí plantan desafío a la lista de Romano. Uno de ellos es encabezado por Alejo Sarna, quien cayó ante el médico en las PASO de 2017 y lo acompañó en 2019 con candidato a consejero escolar, cargo al que accedió. Con 30 años, Sarna reporta a la Corriente Militante Lealtad. Para esta ocasión, cuenta con el respaldo del Movimiento Mayo, vía Suteba, y con un gremio que –considerando el perfil petroquímico del distrito– tiene peso en Campana, como el Sindicato Petrolero comandado por un referente del PJ local Pedro Milla, y que anota en la lista a Carlos Castillo.  

 

Cerca de este precandidato focalizan en la necesidad de una renovación en el peronismo de Campana, algo que Romano, con más de 70 años y tres derrotas a cuestas, no podría impulsar. Reclaman comenzar un proceso de recambio para disputarle el municipio al PRO, que lleva en esta oportunidad como cabeza de lista a la hermana del intendente Sebastián Abella, la también funcionaria municipal Elisa Abella. Hay quienes creen que el jefe comunal amarillo (de marcada sintonía con el Grupo Techint, de anclaje fuerte en el municipio) comienza a poner en marcha la maquinaria para que su apellido siga con las riendas de la comuna.

 

Para evitar eso, en el peronismo subrayan que no puede repetirse un escenario como el de 2019, donde “Alberto y Axel arrasaron en Campana y en la local se perdió por paliza” con la lista de unidad liderada por Romano. Sostienen que hubo un corte de casi 15%, mayormente capitalizado por Abella.

 

Pero las internas también alcanzan a los movimientos sociales, que van por carriles separados. Por un lado, la lista ligada al Movimiento Evita que lidera Oscar Echegaray. Del otro, la nómina encabezada por el referente de Somos Barrios de Pie, Guillermo Varela, quien, tras la presentación de su lista, denunció: “Siguen intentando bajar nuestra lista, cuando hubo por lo menos dos listas que presentaron firmas truchas”. Para cerrar el quinteto de la interna del FdT campanense, aparece la boleta que lidera Leandro Adrián Ramos.

 

En rincones del peronismo local aseguran que a principios de año se exploraron caminos hacia la unidad, “pero todos quieren ser”. Y, aunque hay quienes se esperanzan en que las PASO sean una barrera ordenadora, el hecho de que existan sectores que no jueguen, hace que los interrogantes sobre la unidad sigan flotando más allá de septiembre.