13|6|2022

A horas de la inscripción de alianzas, peligra la unidad de JxC en Río Negro

12 de julio de 2021

12 de julio de 2021

La UCR quiere que Gerardo Blanes, legislador de JSRN, encabece la lista para Diputados. El PRO se plantó y, por ahora, no hay acuerdo.

A menos de 48 horas para que venza el plazo para la inscripción de alianzas electorales, peligra la unidad de Juntos por el Cambio (JxC) en Río Negro. El complicado escenario se originó por la intención del radicalismo de anotar al legislador de Juntos Somos Río Negro (JSRN) Gerardo Blanes para las elecciones primarias. Por medio del presidente del PRO provincial y precandidato a diputado nacional, Aníbal Tortoriello, se oficializó la idea de incorporar un artículo en el acta de la constitución que impide involucrar en las listas a quien sea afiliado a partidos externos a la alianza.

 

Como informó Letra P, la idea del sector verde del radicalismo, que ganó la elección interna rionegrina, impulsa a Blanes y habló de una jugada “contraria al espíritu de participación de los partidos políticos”. Para sustentar esta teoría, citaron el caso de Miguel Ángel Pichetto, histórico dirigente del PJ rionegrino que supo acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial y que actualmente converge dentro de la coalición nacional en la provincia de Buenos Aires.

 

El punto de quiebre se dio el último fin de semana en Viedma, donde se iba a rubricar la alianza. En lo que había sido una previa regada de rumores sobre posibles candidaturas, el presidente del PRO, Tortoriello, acompañado por la CC-ARI, se plantó ante los enviados del radicalismo con la cláusula, que frenó el avance de la postulación de Blanes que avivó la teoría del caballo de Troya.

 

En Juntos por el Cambio dan por sentado que el Frente de Todos (FdT), sea cual fuera el candidato o candidata, obtendrá una de las dos bancas que se renuevan. Con Blanes, exrector del Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA), un reducto de notable ascendencia para el gobierno provincial, JSRN tendría otra pata puesta en la oposición.

 

“Weretilneck inventa internas”, se quejaron desde el PRO y demostraron que la campaña de este año puede ser muy compleja. Para colmo, las definiciones de Blanes le dieron asidero a los reparos de los socios: en sus pocas declaraciones, no contribuyó a despejar estos temores, ya que anunció que analizará la propuesta de la UCR y antes de tomar una decisión hablará con Weretilneck. "Tengo absolutamente decidida mi incorporación al bloque de la UCR y del Interbloque de Juntos por el Cambio para contribuir al fortalecimiento de los principios republicanos y democráticos", lanzó en las últimas horas.

 

Si bien hay tiempo hasta este martes para oficializar la alianza, y se avanza con el diálogo para acercar partes, toma fuerza las versiones de ruptura que generarían un antecedente peligroso para la oposición.