11|4|2021

El albertismo nonato busca revancha

04 de marzo de 2021

04 de marzo de 2021

Tras el #1M, la tropa territorial más cercana a Fernández le pide que se meta en el barro de la campaña con el peronismo al hombro.

El kilómetro cero del Congreso Nacional fue, también, el punto de largada para la campaña electoral. Combativo en su discurso, además de señalar a Juntos por el Cambio por la deuda externa y de marcarle la cancha al Poder Judicial, Alberto Fernández también trazó una hoja de ruta que alivió al peronismo, que ahora le pide que se ponga al hombro la elección y salga al territorio a buscar votos.

 

Los jefes y jefas territoriales lo sufrieron desde un comienzo. Originario del peronismo porteño, abogado a tiempo completo, a Fernández le costó desde el primer momento sacarse el traje y la corbata y abandonar el microclima de la Casa Rosada y Olivos para salir a caminar los distritos y golpear puerta por puerta. Las restricciones que impuso la pandemia se confabularon para abonar ese perfil. Pero el discurso del 1 de marzo abrió paso a una nueva etapa.

 

El martes, pocas horas después del discurso ante la Asamblea Legislativa, el Presidente aterrizó en Hurlingham, tierra de su intendente de mayor confianza, Juan Zabaleta, acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Lo recibieron con halagos a su discurso. “Fue un nuevo Alberto, combativo, que trazó la hoja de ruta para la elección”, celebraron en el conurbano, con alivio. La recorrida sumó como invitados a otros intendentes de la zona, Gustavo Menéndez (Merlo), Lucas Ghi (Morón) y Alberto Descalzo (Ituzaingó).

 

Los jefes comunales coincidieron en su lectura sobre el discurso oficial. En el endurecimiento del discurso, analizan, el Presidente subió al ring al ala dura de Juntos por el Cambio, que encarna Mauricio Macri, y buscó fortalecer al peronismo de cara a la elección. Trazado el norte, ahora resta “que se ponga la campaña al hombro” y salga al territorio.

 

Zabaleta insistió sobre este punto durante la recorrida que hicieron por la Universidad Nacional de Hurlingham. El intendente tiene como aliado en esa misión a Katopodis y también al secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, que entiende que es tiempo de salir del clima palaciego a buscar la elección en los distritos. 

 

El Presidente ya empezó a moverse en esa dirección y en los distritos celebran el paso, aunque esperan que esta vez la idea se sostenga en el tiempo, después de un 2020 que, pandemia mediante, mantuvo a Fernández mucho tiempo encerrado, pese a algunos amagues de apertura. "No hace bien quedarse, hay que salir a ver qué pasa en la calle", apunta un funcionario que alienta las salidas.     

 

Tras su paso por Hurlingham, este miércoles voló a Bariloche donde visitó la sede de Invap. En su discurso, le habló al Frente de Todos. “La unidad sólo es posible en la diversidad. Estar unidos no quiere decir que todos pensemos igual. Quiere decir que todos queremos el mismo objetivo”, dijo Fernández. La gira seguirá este jueves en Santiago del Estero, donde inaugurará el Estadio Único Madre de Ciudades, junto al gobernador Gerardo Zamora y autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino, y se trasladará el sábado a Mendoza, donde participará del desayuno de la vendimia que organizará la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).