11|4|2021

Con un guiño a las telcos, Javkin se mete en la batalla de las antenas

25 de febrero de 2021

25 de febrero de 2021

El intendente de Rosario destrabó con un decreto poco ortodoxo una discusión regulatoria brava que arrastra un déficit de años. Mobiliario urbano, en la mira.

Las ciudades de Rosario y Córdoba suelen ser comparadas por ciertos parámetros que se asemejan en una y otra, sobre todo el demográfico y las problemáticas que surgen de la escala poblacional. En el caso de la telefonía celular y la infraestructura que se necesita para brindar el servicio, la realidad muestra divergencias: mientras la ciudad que se asienta sobre el río Paraná cuenta con alrededor de 150 antenas, en la urbe mediterránea estos dispositivos sobrepasan los 400. El Ente Nacional de Comunicaciones desde 2016 realiza una medición de la Radiación no Ionizante (RnI) donde se puede percibir la diferencia.

 

Medición de la radiación en el sur de Santa Fe y Córdoba

¿Por qué este déficit en Rosario? La razón no hay que buscarla en la falta de interés en invertir de las empresas de telecomunicaciones ni en una posible baja rentabilidad de la zona. Los motivos son dos. Por un lado, la resistencia de organizaciones ambientales que se oponen a la proliferación de antenas por la radiación que producen y que se han movilizado cada vez que se quiso avanzar sobre el tema, logrando que se frenen instalaciones de antenas y que se reubiquen otras ya existentes.

 

Por otro lado, la regulación vigente en la cuidad tiene más de 10 años, que en materia de tecnología es una eternidad, y las empresas del sector no la consideran propicia para realizar las inversiones en desarrollo de redes. La situación estaba trabada en esa disyuntiva: protección preventiva contra flexibilización para dar certeza a las empresas.

 

Con esta lectura, el intendente Pablo Javkin, de origen radical y una de las nuevas referencias del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), salió del laberinto por arriba. Aprovechó que la ordenanza que regula las antenas de radiocomunicaciones y sus infraestructuras asociadas, la Nº 8.367, estaba parcialmente reglamentada, emitió un nuevo decreto reglamentario de la ordenanza sancionada en 2008 e incorporó algunas modificaciones que se venían debatiendo en el Concejo Municipal desde hace años pero nunca se llegó a un acuerdo para avanzar.

 

El decreto Nº 198 del 11 de febrero pasado consta de 12 artículos, de los cuales dos son beneficiosos para las empresas de telecomunicaciones .

 

Uno de los artículos del decreto de Javkin

En el Artículo 3 dispone que las empresas deberán presentar un detalle de toda la tecnología actualmente en uso. En los considerandos, la parte argumentativa de una norma, se señala que resulta ineludible “realizar un relevamiento de las estructuras instaladas a la fecha” y esto se debe a que se han instalado antenas sin la debida autorización y/o habilitación, por lo cual el detalle a presentar por parte de la prestadoras representa un “blanqueo” de la infraestructura montada por fuera de la ordenanza. Se evaluará la factibilidad de su permanencia.

 

El Artículo 6 establece la posibilidad de utilizar estructuras ubicadas en espacios de dominio público, como postes o columnas de alumbrado, anteriormente prohibido. Este era un ítem reclamado por las “telcos” para poder expandir las celdas y mejorar el servicio. Un guiño para atraer inversiones de los actores involucrados, ya que además de la posibilidad en sí, también representa un abaratamiento de los costos de instalación, porque es mobiliario existente y mantenido por el sector público.

 

 Debate legislativo

El modo que encontró el intendente para encausar el tema prescinde del Concejo Municipal, entró en vigor con su publicación el 11 de Febrero en el Boletín Oficial y avanza con una idea que el núcleo duro de Javkin sostiene hace años. La última vez que se intentó actualizar la ordenanza que regula la radiocomunicación en la ciudad fue producto de la presentación de un proyecto de Sebastián Chale, antes concejal y ahora Secretario de Desarrollo Económico y Empleo de la Municipalidad.

 

En 2016, con la asistencia de empresas de telecomunicaciones al Concejo, el exedil radical trabajó en una propuesta que recogía sus requerimientos. Cuando Chale ya no era concejal fue retomado en 2018, debatido y se realizó una audiencia sin mayores niveles de acuerdo, donde el punto de conflicto fue la radiación (RnI) y, para algunos concejales del momento, la discusión se tornó muy técnica. A la hora del debate, en la revista digital que elabora la comisión de Ecología y Medio Ambiente del cuerpo sentó postura otra de las espadas del actual oficialismo. La edición 18 de “Econcejo” cuenta con un texto de María Eugenia Schmuck donde asegura que son muchos los “mitos que son falsos y generan temor en la población” y pide avanzar con la propuesta de su correligionario.

 

Actores

Los beneficiarios de esta decisión son nombres cotidianos para cualquier ciudadano o ciudadana. En la Cuna de la Bandera la empresa que pisa fuerte es Personal, de Telecom-Cablevisión, activa promotora de una nueva norma local para el sector, que tiene la mayor cantidad de antenas en la ciudad. La actualización de la ordenanza también venía siendo pedida por la empresa Claro, del mexicano Carlos Slim, pero con la idea de proyectar un desarrollo a futuro, porque junto con Movistar corren de atrás a la firma que integra el Grupo Clarín.

 

No obstante, en Rosario hay lugar para todos y el discurso a favor de la instalación de antenas es uniforme. Para dispersar cualquier oposición que pueda presentarse, las empresas apuestan a las mejoras que se incorporan con los avances tecnológicos (desde el 3G al 5G hay menores niveles de radiación) y aseguran que a mayor cantidad, es menor la irradiación para un buen servicio.

 

Público y esencial

La telefonía se ha vuelto un servicio indispensable, de primera necesidad para cualquier persona. Esta condición, profundizada por la pandemia, motivó que el gobierno nacional emitiese el Decreto 690/20 donde declara la telefonía móvil, la fija y a internet como Servicio Público Esencial. Aun así el rubro se mantiene sostenidamente a lo largo de los años en el podio de los reclamos en oficinas de consumidores. En la Oficina Municipal del Consumidor de Rosario, dependiente del Concejo, los números del 2020 muestran a la Telefonía e Internet en el cuarto puesto de reclamos con el 18%, mayormente por falta de servicio o incumplimiento de promociones.