08|3|2021

08|3|2021

“Abad puede llenar el vacío de figuras con proyección que la UCR necesita”

19 de febrero de 2021

19 de febrero de 2021

El diputado nacional apuesta fuerte al marplatense en la interna bonaerense. Tilda de “zigzagueante” el perfil de Posse. Vidal, con un lugar en la cabecera.

Con activa militancia territorial por la lista que encabeza Maximiliano Abad para el Comité Provincia de la UCR, el diputado nacional Carlos Fernández dice que su partido tiene que demostrar en los hechos el protagonismo que pretende, y cuestiona a la lista opositora liderada por Gustavo Posse, a quien le atribuye un perfil “zigzagueante” y remarca que arribó a Cambiemos “siendo intendente del PRO”.

 

Vice de Daniel Salvador en la saliente conducción del radicalismo bonaerense, el legislador oriundo de Tandil pone el acento en la necesidad de rediscutir las reglas de juego dentro de Juntos por el Cambio, sostiene que la UCR ESTÁ “para encabezar absolutamente todas las listas” y observa en el propio Abad uno de los liderazgos futuros. En esa línea, recalca: “Puede llenar el vacío de figuras con proyección que la UCR necesita”.

 

-¿Qué rol debe ocupar el radicalismo y cuánto se juega en esta elección bonaerense?

 

-El radicalismo tiene un rol protagónico que cumplir, en la consolidación de una coalición que sea capaz de darle equilibrio al sistema político argentino y reemplazar a quienes gobiernan. La base estructural tiene que ser JxC, pero se impone una rediscusión de las reglas de juego dentro de la propia coalición.

 

Fernández, en tiempos de senador bonaerense, junto a Salvador y Abad.

-El possismo habla de sumisión al PRO por parte de la actual conducción, ¿qué opina?

 

-Posse ingresa a Juntos por el Cambio siendo intendente del PRO, no del radicalismo, teniendo una actitud absolutamente zigzagueante, que respeto desde el punto de vista pragmático, pero estamos discutiendo la presidencia de la UCR.

 

-¿Considera que ese perfil zigzagueante del que habla se trasladaría al partido de acceder Posse a la presidencia?

 

-No sería lo adecuado. Se requiere de mayor estabilidad en los contenidos del partido para presidirlo. Ni Posse ni su candidata a vice (NdR: Danya Tavela), que en las últimas dos elecciones fue candidata por partidos distintos a la UCR, me merecen esa consideración de estabilidad.

 

-Después de la interna del 21 de marzo, ¿quedarán heridos o se fortalecerá el partido?

 

-Aspiramos a eso último. Somos el único partido en Argentina que funciona como tal, los mandatos se renuevan convocando a los afiliados a elegir la nueva conducción, un partido que toma decisiones a la luz pública y a partir de allí define su rumbo. Respeto mucho a aquellos que siempre se mantuvieron dentro del partido, en las buenas y en las malas. No somos normalmente oficialistas, sino que cambian los oficialismos y nosotros nos mantenemos en el mismo lugar de siempre.

 

-¿Apuestan a la construcción de un candidato a gobernador radical?

 

-Por supuesto que sí. Estamos para encabezar absolutamente todas las listas de Juntos por el Cambio y vamos a pelear para eso, legislativas y ejecutivas. Después, veremos en cada circunstancia quién es el que mejor está posicionado para llevar adelante el proyecto. Pero estamos dispuestos a dar la pelea. En cuatro años, privilegiamos un elemento esencial que fue la gobernabilidad y fuimos respetuosos del resultado de las PASO. Ahora estamos dispuestos a competir en igualdad de condiciones y esperemos que sean tan respetuosos como lo fuimos nosotros si nos toca conducir.

 

-Con Cambiemos en el poder, ¿el radicalismo formó parte de una coalición parlamentaria, no de gobierno?

 

-Sí, correcto.

 

-Y, de conducir el radicalismo, ¿pretenden que sea de la misma forma?

 

-Pretendemos que sea una coalición de gobierno. Tenemos que trabajar fuertemente en las fundaciones y equipos técnicos de todos los partidos para acordar cuál es el proyecto político, cuestión que no ocurrió en la ocasión anterior. No hubo tiempo. La coalición se conformó poco tiempo antes de la elección y no hubo tiempo de desarrollar eso y, en ese sentido, Mauricio Macri fue muy claro al día siguiente de la convención de Gualeguaychú: dijo que no era una coalición de gobierno sino electoral.

 

-En un tuit reciente expresó que la UCR apuesta a construir una alternativa progresista. ¿Tuvo una tónica progresista el gobierno de Cambiemos?

 

-Tuvo cosas progresistas y también tuvo errores, como en cualquier gobierno de coalición. Nosotros no estamos haciendo un partido nuevo y único. Aspiro a que el radicalismo se fortalezca en sus propias convicciones y aportar a la coalición.

 

-¿Cómo pueden incidir en la construcción de JxC las internas entre duros y dialoguistas?

 

-No me preocupa demasiado ese tipo de etiquetas. Es una lectura simplificada de una realidad mucho más compleja. El éxito de una coalición es la articulación entre intereses que no siempre son coincidentes pero donde se privilegia el ancho porcentaje donde coincidimos.

 

-En el armado bonaerense de JxC, ¿Vidal ayuda liderando o acompañando?

 

-María Eugenia Vidal fue nuestra gobernadora, claramente tiene un lugar preponderante. Si hay que convocar a dirigentes importantes de JxC, Vidal va a tener un lugar en la cabecera de esa mesa, aunque el radicalismo tenga hombres y mujeres en igualdad de condiciones para hacer un aporte sustancial.